Los fondos de Fidelity con el sello Funds People


Fidelity dispone de 26 fondos que cuentan con el sello Funds People en España. Son productos que cuentan con alguna de las tres etiquetas: A (Favorito de los Analistas), B (producto superventas) y C (fondo consistente). Algunos presumen de dos. Es el caso, por ejemplo, del Fidelity European Dynamic Growth, que cuenta con el sello A y B. Se trata de un producto en el que Fabio Ricelli selecciona valores con un sesgo de crecimiento y gestiona el producto con un enfoque basado en el análisis bottom-up. Invierte en empresas europeas que se negocian por debajo de su valor intrínseco y se centra en aquellas cuyo potencial de crecimiento a largo plazo está infravalorado por el mercado. Ricelli presta especial atención a los motores estructurales, más que cíclicos, del crecimiento y se concentra en variables que son endógenas a la empresa, más que dependientes de factores externos. Adopta siempre una perspectiva de inversión a largo plazo y, por lo general, la rotación de su cartera es baja.

Otros cinco productos disponen de los sellos B y C. Uno de ellos es el Fidelity America, fondo gestionado por el español Ángel Agudo. El gestor pretende invertir en empresas que estén infravaloradas, ya sea porque hayan perdido su atractivo o porque se otorgue poco valor a su potencial de recuperación. Al invertir, tiene en cuenta el riesgo de baja potencial de una empresa, así como un balance financiero sólido o un modelo empresarial resistente, que resulta en una mayor convicción y una ponderación más alta en la cartera. Agudo gestiona una cartera relativamente concentrada con un bajo nivel de rotación y algunas características de valor. Otro de los productos con los sellos B y C es el Fidelity Euro Blue Chip. En este caso es Alexandra Hartmann la que está al cargo de la gestión. Aplica un análisis bottom-up y tiende a comprar valores de crecimiento. Busca empresas en las que haya un desequilibrio entre la oferta y la demanda, las barreras de entrada sean altas u observe oportunidades de reestructuración.

Otro producto con los distintivos B y C es el Fidelity Iberia. El fondo también está gestionado por Fabio Ricelli, quien selecciona valores con un sesgo de crecimiento y dirige su fondo con un enfoque basado totalmente en el análisis bottom-up. Invierte en empresas ibéricas que se negocian por debajo de su valor intrínseco y se centra en aquellas cuyo potencial de crecimiento a largo plazo está infravalorado por el mercado. El gestor presta especial atención a los motores estructurales, más que cíclicos, del crecimiento y se concentra en variables que son endógenas a la empresa, más que dependientes de factores externos. Adopta siempre una perspectiva de inversión a largo plazo y, por lo general, la rotación de su cartera es baja. También dispone de los sellos B y C el Fidelity Emerging Markets. En este caso, su gestor, Nick Price, busca invertir en empresas de alta calidad con precios atractivos que sean capaces de proporcionar una rentabilidad sostenible.

Price prefiere empresas con posiciones sólidas en el mercado y ventajas competitivas puesto que, por lo general, son capaces de generar beneficios atractivos a lo largo del ciclo económico. También da preferencia a las empresas que ofrecen una rentabilidad superior sobre sus activos y cuentan con balances financieros bien capitalizados. El quinto producto con los sellos B y C es un fondo sectorial, el Fidelity Global Financial Services. Es una estrategia gestionada por Sotiris Boutsis, quien trata de invertir en empresas de calidad con la valoración correcta.

Su enfoque de inversión combina la selección de valores basado en el análisis de cada empresa individual (análisis bottom-up) y el análisis de país y sector descendente. Identifica oportunidades de inversión utilizando el análisis interno de Fidelity, reuniones con los equipos directivos y visitas a las empresas. Boutsis busca empresas sólidas, así como compañías con fundamentos en proceso de mejora que deberían traducirse en una mayor rentabilidad del capital. A continuación, evalúa las valoraciones para determinar si son tenidas en cuenta en el precio de las acciones. Las consideraciones macroeconómicas top down tienen un papel importante, puesto que –a su juicio- las perspectivas para bancos y otras empresas financieras están vinculadas a la economía. El resto de productos de Fidelity cuentan con un sello, bien el B o el C.

Los fondos de Fidelity con el sello C

Fidelity Asia Pacific Dividend. Polly Kwan cuenta con un enfoque de inversión fundamental ascendente. Se centra en identificar valores con un rendimiento por dividendos estable y aquellos con potencial de un sólido crecimiento del rendimiento por dividendos.

Fidelity Asian Special Situations. La selección de valores de Suranjan Mukherjee se basa en un análisis fundamental de cada empresa individual (análisis bottom-up). Favorece a valores cuyas valoraciones son baratas en relación con los beneficios en proceso de mejora.

Fidelity AustraliaPak-Luan Yeoh pretende generar alfa principalmente a través de la selección de acciones en Australia. La asignación de activos por sector o capitalización de mercado es principalmente el resultado de su enfoque ascendente.

Fidelity China Consumer. Raymond Ma selecciona valores en base a un análisis fundamental ascendente. Prefiere empresas que estén experimentando un crecimiento superior a la media, con una gran cuota de mercado y un sólido poder de fijación de precios. Cree que estos factores atraen una prima de mercado.

Fidelity China Focus. Jing Ning sigue un estilo de inversión de valor. Su enfoque ascendente se centra en determinar el valor intrínseco de una empresa, en lugar de sus temas. El punto de partida de Jing es identificar el valor intrínseco en los extremos del mercado y su enfoque de valoración es un esencial en el proceso.

Fidelity FPS Moderate Growth. El fondo se gestiona utilizando un enfoque de equipo, donde Eugene Philatithis y James Bateman, procuran añadir valor en relación con un índice compuesto mediante la selección de asignación y la selección de las clases de activos. El índice compuesto es una combinación de índices de mercado que representa las acciones y los bonos.

Fidelity Germany. Christian von Engelbrechten se centra en rendimientos del capital elevados y crecimientos de beneficios sostenibles y superiores a la media al seleccionar valores para la cartera. Utiliza un análisis fundamental en profundidad para analizar los motores del rendimiento y de los beneficios de cada empresa en todas las regiones, divisiones y productos.

Fidelity Global Consumer Industries. Aneta Wynimko adopta un enfoque ascendente a la hora de seleccionar acciones basándose en un análisis minucioso de cada empresa que incluye reuniones con los gestores de la empresa y sus competidores en el sector. Busca empresas con poder de fijación de precios, marcas consolidadas y una valiosa propiedad intelectual.

Fidelity Global Demographics. Hilary Natoff y Aneta Wynimko esperan invertir en empresas cuyo crecimiento en los próximos 3 a 5 años y en años posteriores se beneficie de las tendencias demográficas, incluyendo el envejecimiento y el crecimiento de las clases medias y de la población. Piensan que las tendencias demográficas cambian lentamente y que son previsibles, y que se ampliarán en las próximas décadas y apoyarán el crecimiento mediante una variedad de sectores y geografías.

Fidelity Global Dividend. Daniel Roberts aplica un enfoque ascendente para invertir en empresas que ofrecen un rendimiento saludable respaldado por un nivel de ingresos creciente, así como potencial de crecimiento del capital. Al considerar posibles oportunidades de inversión, hace especial hincapié en la sostenibilidad del dividendo y en si el actual precio de las acciones ofrece un margen de seguridad adecuado.

Fidelity International Fund. El fondo se gestiona con un enfoque de equipo, donde Nick Peters y Ayesha Akbar, tratan de añadir valor relativo a un índice compuesto a través de la selección de la clase de activos y de la asignación. La selección de la asignación es un proceso basado en el análisis donde filtran gestores que se basan en criterios cualitativos y cuantitativos.

Fidelity Latin America. Adoptando un enfoque disciplinado y ascendente a la hora de seleccionar valores, la estrategia se apoya en el equipo de especialistas de Fidelity, formado por profesionales de la inversión en renta variable de América Latina. El gestor de la cartera, Ángel Ortiz, cuenta con el asesoramiento de un equipo de analistas que se centran en la región.

Fidelity World. Jeremy Podger utiliza un enfoque centrado en la valoración para identificar empresas con potencial para una apreciación significativa del precio de las acciones. El gestor de la cartera busca tres categorías de empresa: cambio, valor y franquicia, cada una de ellas con unos impulsores de la rentabilidad diferenciados.

Los fondos de Fidelity con sello B

Fidelity Euro Short Term Bond es uno de los productos con el sello B. El fondo invierte principalmente en bonos de empresa aptos para la inversión y deuda pública denominados en euros a corto plazo. Los gestores Rick PatelDavid Simner tienen un grado de flexibilidad para invertir en estrategias ajenas a un índice como forma de sumar rentabilidad, pero sigue siendo imperativa la adhesión al objetivo de inversión.

Fidelity European Growth. Gestionado por Matt Siddle, este producto busca invertir en empresas de calidad a precios atractivos. El gestor las identifica mediante diversas revisiones cuantitativas y análisis internos y, a continuación, lleva a cabo su propio análisis fundamental. Las características que busca incluyen una alta rentabilidad del capital que sea sostenible y permita a la empresa crecer más rápidamente que sus competidores y generar flujos de efectivo elevados.

Fidelity European High Yield. El fondo gestiondo por Andrei Gorodilov invierte principalmente en bonos de empresa de alto rendimiento de emisores con sede en Europa, diversificados en varios países y sectores. Enfatizan la selección ascendente de títulos, la diligencia debida y la garantía de una diversificación y liquidez adecuadas a causa de la naturaleza asimétrica de la rentabilidad de los bonos de alto rendimiento.

Fidelity FAST Europe. Anas Chakra mira más allá de los flujos de noticias a corto plazo y de los factores sectoriales cíclicos con el fin de encontrar empresas que tengan precios atractivos en un horizonte temporal más largo. Invierte en valores tanto de crecimiento como de valor buscando valoraciones extremas y utiliza una variedad de medidas distintas en función del tipo de empresa y del sector. La cartera se gestiona por medio de una “estrategia activa”.

Fidelity Global Health Care. Hilary Natoff selecciona valores en base al análisis de cada empresa individual (análisis bottom-up). Tiene preferencia por empresas que se coticen a valoraciones atractivas pero que ofrezcan un crecimiento superior a la media en comparación con sus homólogas.

Fidelity Global Technology. HyunHo Sohn utiliza un enfoque ascendente basado en el análisis fundamental y se centra en identificar empresas de calidad con perspectivas de crecimiento sostenible y que se coticen a valoraciones atractivas.

Fidelity US High Yield. El fondo gestionado por Harley Lank invierte principalmente en bonos de empresa de alto rendimiento denominados en dólares estadounidenses. Se enfatiza la selección ascendente de títulos, la diligencia debida y la garantía de una liquidez adecuada. El fondo presenta una gran diversificación y mantiene un marco limitado en cuanto a emisores y sectores para poder gestionar los riesgos de concentración inherentes al mercado estadounidense de alto rendimiento.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas