Tags: Gestores |

"Ya no hay espacio en el mercado para amateurs y personas sin preparación"


Muchos profesionales están pendientes estos dias de la nueva normativa que regulará las Empresas de Asesoramiento Financiero. Desde EFPA, la mayor asociación de asesores de Europa, están ya trabajando junto a los socios que quieren convertirse en EAFIs para poder darse de alta ante la CNMV. El presidente de EFPA Europa, Josep Soler, considera que "ya no hay espacio en el mercado para amateurs y personas sin preparación".



-¿Cómo va el proceso de registro de EAFIs? La CNMV acaba depresentar los Manuales, ¿cree que se podrán presentar los expedientes antes del límite? ¿Tienen suficiente información los asesores que están operando hoy en el mercado sobre lo que deben hacer para convertirse en EAFI?



Como en cualquier proceso nuevo, al principio van a surgir dudas y dificultades. Sin embargo EFPA, como principal asociación del sector, va a desarrollar una intensa campaña de colaboración con todos aquellos de nuestros miembros que deseen constituir EAFIs. Se tratará de facilitarles el acceso a servicios administrativos y jurídicos para presentar en las mejores condiciones, los dossier de registro a la CNMV.



-Los requisitos de organización y de cumplimiento normativo, ¿pueden ser una traba para que profesionales independientes se constituyan como EAFI?



No van a ser una traba. Hay un gran número de asesores financieros en España que están convencidos que el único camino para abrirse paso en el mercado es una buena estructura organizativa, un estricto cumplimiento normativo y sobre todo una altísima cualificación profesional. Ya no hay espacio en el mercado para amateurs y personas sin preparación.



-¿Cuántas EAFI podría haber en España en el plazo de un año? ¿Ha crecido el interés por acogerse a esta figura por parte de los profesionales? ¿Hay riesgo de que una parte de la profesión se ejerza en la sombra?



Es difícil estimar cuántas EAFIs se pueden constituir este primer año. Sin embargo, la experiencia de otros países nos dice que la tendencia del mercado del asesoramiento está en una fuerte presencia de los independientes que acaban favoreciendo incluso que las entidades financieras mejoren sus servicios, su eficiencia y consoliden su base de clientes. Es actualmente cuando se está dando asesoramiento sin los requisitos normativos y profesionales suficientes. Vamos a una mejora de esta situación, aunque todavía falta incidir en una mayor exigencia de cualificación profesional tanto para empleados de entidades financieras, como para agentes, como en las propias EAFIs. Conviene de una vez por todas reforzar la profesionalidad y exigir que todo aquel que aconseje a clientes particulares cuente con la certificación profesional correspondiente. El ahorrador e inversor español lo está pidiendo a gritos.



-La crisis ha demostrado que el papel de los buenos asesores es fundamental. ¿Qué lecciones podemos aprender de lo sucedido en el último año?



Reitero lo comentado en la pregunta anterior. La crisis ha demostrado de una vez por todas que la figura del asesor financiero se hace imprescindible. Podrá ser una figura dependiente o independiente pero si está sometido a un código de conducta profesional y a la exigencia de una cualificación, garantizaremos su capacitación y su atención a la primacía del cliente. El sistema financiero español no debería tolerar más que los clientes se sientan desprotegidos. Una regulación eficaz y poco intervencionista sería la de implementar planes extensivos de educación financiera del cliente y de cualificación profesional para todos los asesores.



-¿Cómo cree EFPA que será el futuro del asesoramiento financiero en España? ¿Prevé un aumento significativo de los independientes?



Se han incorporado a EFPA España en sus tan solo siete años de vida, 7.000 profesionales certificados que han pasado por un proceso de formación exhaustivo y unos exámenes muy exigentes. No hay mayor certeza sobre el futuro del asesoramiento financiero del que dan estas cifras. El asesoramiento financiero es percibido como el gran servicio bancario y financiero al alza. Lo perciben los clientes los perciben los supervisores y lo perciben por supuesto las entidades financieras que están haciendo también un extraordinario esfuerzo para formar a sus redes. Por supuesto habrá un aumento de los independientes. Entendámonos, como independientes nos referimos a aquellos que únicamente van a percibir honorarios.



-Todo parece indicar que vamos hacia una mayor regulación del sector financiero. ¿Qué medidas son más urgentes para devolver la confianza de los inversores? ¿Cree que vamos en buena dirección?



Efectivamente hay un alto riesgo de que en los próximos años nos caiga encima una sobreregulación asfixiante que impida la salida de la crisis. Vuelvo a repetir que una mayor cultura financiera de los clientes y una mayor cualificación de los asesores puede ser mucho más eficaz que cualquier otra medida regulatoria. El inversor necesita confianza y para tenerla ha de entender mejor el idioma financiero.



-Una asignatura pendiente es la mejora de la formación financiera de los inversores. ¿Qué debería hacer la industria para promover una mayor cultura financiera?



Efectivamente, la industria financiera ha de apoyar y cofinanciar extensos planes de alfabetización financiera. Especialmente en este país, donde vamos algo por detrás. Ahora ya sabemos, gracias a diferentes informes británicos, que a mayor cultura financiera de la población, mejor también para las entidades financieras que podrán distribuir más servicios y más sofisticados.

Empresas

Lo más leído