Ya no estamos en una recesión, pero la burbuja tecnológica crece como principal riesgo entre los gestores


Por primera vez desde febrero los gestores de fondos se aventuran a afirmar que ya no estamos en una recesión. Es más, el 84% ve un crecimiento de la economía global en los próximos 12 meses. Así, la mayoría ve una recuperación en U. Y eso se reflejará en los mercados. Uno de cada dos gestores afirma que estamos en las puertas de un nuevo mercado alcista. En general, el tono que desprende la Encuesta a Gestores de BofA del mes de septiembre es positivo.

Al igual que el movimiento de las bolsas, el cambio de ánimos entre los gestores ha sido muy notable en comparación con hace apenas seis meses. Como se aprecia en el gráfico siguiente, en febrero el 90% estaba convencido de que estábamos en una recesión. Ahora las tornas han cambiado y cada vez más expertos defienden que estamos en la fase inicial del ciclo. Como recuerdan desde BofA, eso es un indicador adelantado clave que se vio en la crisis de 2008. También crece con fuerza en número de gestores que vaticina un crecimiento de los beneficios empresariales del 10% de aquí a 12 meses. Tal es así que la expectativa ha llegado a máximos de febrero de 2011. Y un tercer giro hacia el optimismo se nota en la demanda de los gestores: cae el porcentaje que prefiere que las compañías usen el dinero para mejorar su balance y crece a su vez el que prefiere que aumenten el gasto en capex.

Screen_Shot_2020-09-15_at_19

¿Y cómo se refleja esto en las carteras? Pues por segundo mes consecutivo se mantiene la rotación incipiente a los cíclicos. De hecho, el mayor cambio en el mes es la sobreponderación del value frente al growth, seguido de small caps frente a large caps. Sectorialmente, vemos una menor asignación a tecnológicas y salud mientras que la entrada a industriales es la mayor desde enero de 2018.

Screen_Shot_2020-09-15_at_20

Curiosamente, hay un punto donde no vemos una rotación y es en la asignación geográfica. Se mantiene el apetito por renta variable estadounidense frente a europea, británica o de emergentes. Porque recalcamos, estamos ante una rotación aún inicial y progresiva. De hecho, las carteras se mantienen firmemente sesgadas hacia bolsa norteamericana y sectores como el consumo discrecional y salud, así como bonos mientras que la infraponderación de energía y activos británicos se mantiene en máximos históricos.

Screen_Shot_2020-09-15_at_20

Otro sector que no recupera el favor de los inversores es la banca. De hecho, estamos en niveles record de infravaloración del sector frente a las tecnológicas.

Screen_Shot_2020-09-15_at_20

Ese optimismo se entremezcla con cierto nerviosismo ante el nivel de las valoraciones actuales. De hecho, pese a la rotación hacia activos de riesgo en el mismo mes creció la asignación a liquidez. Del 4,6% al 4,7%. Y es que, si bien una segunda ola del COVID-19 sigue siendo el mayor riesgo en opinión de los gestores, una burbuja tecnológica es ahora el segundo mayor riesgo para los gestores. Cada vez crece más el número de encuestados (actualmente un 80%) que cree que la apuesta más abarrotada es estar largos tecnológicas.

Noticias relacionadas

Lo más leído