Tags: Negocio | Lanzamientos |

Ya hay 160 fondos con 357 clases de acciones


Desde que en agosto de 2009 se registraran los primeros fondos de inversión españoles con clases de acciones las gestoras han ido adaptando poco a poco esta figura a su gama de producto y actualmente ya hay 160 fondos con 357 clases de acciones, según datos de la CNMV. De los 107 fondos nuevos registrados en lo que va de año, 16 incluyen clases de acciones, con InverCaixa y Popular Gestión como las entidades más activas en el uso de esa figura. En general, las entidades recurren al uso de las clases para distinguir el producto por diferentes comisiones mientras que las opciones de distinguir entre divisas de denominación o distribución de dividendos, tal como recogía la norma, apenas se están utilizando.

Según un análisis publicado en marzo por la revista Funds People, con datos de VDOS, el descuento medio que las gestoras aplican a las clases baratas frente a las caras es del 36%. Por ejemplo, en su último lanzamiento, Mutuactivos aplica una diferencia de hasta el 90% dn sus clases. Se trata del fondo Mutuafondo Bonos Convertibles. En su clase A, disponible a partir de los 500.00 euros, la comisión de gestión es del 1%, mientras que en la B, con una inversión mínima de 100 euros la comisión es del 1,9%.

En el caso de InverCaixa, el uso de clases de acciones es una tendencia que comenzó ya en 2011, cuando inscribió clases en la mayoría de sus fondos existentes, de la misma manera que actualmente lo hace con los nuevos que va lanzando. Los siete fondos que ha registrado a lo largo de 2012 y que cuentan con clases son el Foncaixa DP España 2014, el Foncaixa DP España Mayo 2016, el Foncaixa Objetivo Abril 2014, el Foncaixa Objetivo Rentas, el Foncaixa Renta Fija 2014, el Foncaixa Rentas Trimestrales 2 y el Foncaixa Rentas Trimestrales.

En su caso, las clases varían en las comisiones de gestión según la inversión mínima exigida en cada una de ellas, de manera que la clase Estandar es para las inversiones mínimas de 600 euros y hasta 50.000 euros, la clase plus hasta los 300.000 euros y la clase Premium para inversiones superiores a esta cifra. Cada clase cuenta con comisiones de gestión distintas. Así, por ejemplo, la clase estándar del FC Ahorro cuenta con 279 millones de euros y cobra una comisión del 1%, la clase Plus tiene 11 millones, con una comisión del 0,775% y la Premium tiene 40 millones, con una comisión del 0,6%.

En Popular Gestión también son muy activos utilizando esta figura pues, según explica Rafael Hurtado, director de inversiones de la entidad, “permite racionalizar tu gama de productos". En su caso, recurren a las clases especialmente en sus nuevos garantizados de renta fija pues en estos productos la rentabilidad final del producto es muy sensible a la comisión de gestión que cobra la entidad. Así tienen dos clases en sus fondos (los últimos el Eurovalor Ahorro Garantizado IV, V y VI): una dirigida a clientes de banca privada y personal, con una inversión mínima de 60.000 euros y otra para inversiones a partir de 600 euros. El Eurovalor Ahorro Garantizado V la clase A cobra una comisión del 1,91% y ofrece una TAE del 3,8% y la B tiene una comisión del 2,21% para una TAE del 3,5%. El que está actualmente en comercialización, el VI, tiene menor TAE y menores comisiones: la clase A ofrece una TAE del 3,4% con una comisión de gestión del 0,87% y la clase B tiene una TAE del 3,1% con una comisión del 1,17%.

También han instaurado clases en su fondo de asignación de activos Popular Selección y en su monetario Eurovalor Particulares Volumen. En ambos casos el objetivo es poder ofrecer al cliente institucional una clase más barata. Así, la clase A se puede contratar a partir de 60.000 euros, con una comisión del 0,6%, frente al 15% que cobra la clase I, disponible a partir de cinco millones de euros.

Santander AM también ha recurrido a las clases de acciones para adaptarse a distintos clientes en sus últimos garantizados de renta fija de su gama Santander 100 por 100. En la duodécima versión de esta gama, lanzada en junio, ofrecía la clase A, que garantizaba una TAE del 3% y tenía una inversión mínima de una participación, la clase B, con un 3,3% de TAE y una inversión mínima de 100.000 euros y la clase C, que garantiza una TAE del 3,6% con una inversión mínima de un millón de euros.

El uso de la clase de reparto

Pese a que los fondos de rentas se están poniendo de moda en el sector español, las entidades todavía no están utilizando las clases pare distinguir entre acumulación o reparto, una de las opciones posibles que contemplaba la normativa al regularizar esta figura. Los fondos de reparto se están registrando directamente como producto nuevo, sin clases.

Dos de los productos que usan esta posibilidad son el Banif Dividendo Europa y el Arcano European Incomme Fund FIL. En el primer caso, tanto la clase de acumulación como la de reparto tienen una inversión mínima de 3.000 euros con una comisión de gestión del 1,35% más el 9% de éxito. La de reparto contempla el abono semestralmente, en concepto de dividendo de, como máximo, el 90% de los rendimientos, netos de retenciones, obtenidos por el fondo vía dividendos percibidos por la cartera de renta variable del fondo, intereses y cupones desde la última fecha de atribución de dividendos.

Por su parte, el fondo de inversión libre de Arcano cuenta con cuatro clases: dos que se diferencian por la comisión que cobran y dos que se diferencian por ser de acumulación y reparto respectivamente.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído