… y esta sería la reacción en caso de que los británicos decidan permanecer en la UE


El precio de los activos se mueven al ritmo que marcan las encuestas sobre el referéndum que decidirá el futuro del Reino Unido en la UE. El resultado de las urnas marcará, casi con toda seguridad, la dirección que seguirán las distintas clases de activo a corto-medio plazo. La experiencia histórica sugiere una inclinación hacia el statu quo en la votación final. Otros termómetros, como las casas de apuestas y los tipos de cambio, indican que la permanencia sigue siendo el resultado más probable, aunque los últimos debates públicos han provocado un repentino auge de los partidarios de abandonar la UE. ¿Qué ocurriría en caso de victoria de los partidarios de quedarse en la UE? En caso de que así fuese, el consenso espera un rally en los mercados financieros que debería servir de impulso para los activos de riesgos, una apreciación de la libra y un aumento de rendimiento de los bonos, que debería producirse en medio de una reversión de la tendencia a la búsqueda de seguridad en activos refugio.

Sería un comportamiento muy similar al anticipado por los inversores en la sesión de ayer, cuando las bolsas subieron con fuerza, la libra se apreció, la libra experimentó la mayor apreciación desde 2008 y el precio de los bonos considerados seguros cayó. Ojo, por tanto, a la evolución del bund alemán, cuyo precio podría caer significativamente de confirmarse la permanencia de Reino Unido en la Unión. “El mercado se ha vuelto muy binario. Un movimiento de las encuestas hacia el Brexit podría provocar una caída de las tires aún mayor, mientras que cualquier signo de permanencia en la UE podría generar una significativa subida de las rentabilidades”, asegura Tanguy Le Saout, gestor de renta fija de Pioneer Investments. Dierk Brandenburg, analista sénior de deuda pública en Fidelity, cree que las expectativas de recortes de los tipos de interés se rebajarían rápidamente, lo que presionaría al alza los rendimientos a corto plazo. “También podríamos ver una disminución de las primas de riesgo de los bonos y acciones de la periferia de la eurozona”, aseguran desde NN Investment Partners.

En renta variable, Léon Cornelissen, economista jefe de Robeco, anticipa un rally de la renta variable británica en caso de que los británicos se abracen a la opción de seguir formando parte de la UE. Neil Dwane, estratega global de Allianz Global Investors, va más allá y apuesta por una recuperación de las compañías domésticas del Reino Unido, las cuales han sufrido especialmente en 2016 por el riesgo de Brexit. El mercado británico liderará la recuperación de las bolsas europeas, que también se verían favorecidas por el triunfo del Bremain. España sería uno de los mercados más beneficiados. “Un voto a favor de permanecer en la Unión inyectaría energía al sector bancario español, ya que ha sido el sector más vulnerable al Brexit. La periferia europea, incluyendo los activos españoles en este caso, también verían un mejor rendimiento en el caso de que se vote por permanecer tanto de bonos como de acciones, ambos en términos absolutos y relativos en los activos principales. Por tanto, espero que valores como Banco Santander y BBVA así como el resto de grandes instituciones financieras españolas negocien al alza”, explica Steen Jakobsen, economista jefe de Saxo Bank.

En el mercado británico, el sector financiero también experimentaría una significativa recuperación bursátil. “Barclays y HSBC son muy sensibles al Brexit debido a que su regulación está basada en las leyes de la Unión Europea. Por tanto, los bancos de Reino Unido se moverán al alza si los británicos votan por el Bremain y no tanto debido a la exposición de ingresos de la UE, sino más bien a la visibilidad en el marco regulatorio”, afirma Peter Garnry, jefe de estrategia en renta variable de Saxo Bank. La realidad es que la mayoría de las compañías británicas no parecen estar contemplando seriamente la posibilidad de un futuro fuera de la UE. Un informe elaborado para el Financial Times por ICSA, ha anticipado que las empresas no están preparadas al 100% para una salida de la UE, ya que tan sólo el 49% de los consejos de las empresas encuestadas han considerado seriamente las repercusiones de tal escenario para su negocio. Además, el 40% de los encuestados por el Institute of Directors dijeron o que no estaban nada preparados o no demasiado, para una salida.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído