Y el fondo de retorno absoluto que mejores resultados ha obtenido a cinco años es…


El retorno absoluto es una categoría compleja de analizar. En el proceso de selección, los expertos recomiendan extremar la cautela. Es una categoría en la que existe una gran dispersión de rentabilidades y en la que la gestión del riesgo juega un papel muy relevante, ya que el benchmark es la liquidez y no existe un índice al que el gestor pueda abrazarse. Los inversores se enfrentan a serias dificultades cuando tienen que analizar estrategias de este tipo. Existen seis preguntas infalibles que se pueden formular a un gestor de retorno absoluto para saber si está ajustándose a esta filosofía o no. Sin embargo, no siempre se tiene la posibilidad de tener al profesional cara a cara. En ese caso, lo más habitual es analizar los resultados obtenidos por la estrategia a lo largo de un ciclo completo de mercado. ¿Cuál ha sido el más rentable en los últimos cinco años? Tomando como referencia la categoría Alternative Market Neutral de Renta Variable de Morningstar, se observa que el producto que el producto que ha ofrecido una mayor rentabilidad anualizada en este periodo es el Old Mutual Global Equity Absolute Return.

Se trata de un fondo de Old Mutual Global AM gestionado desde Londres por el español Amadeo Alentorn junto con Ian Heslop y Mike Servent, con más de 7.000 millones de euros de patrimonio y que en los últimos cinco años han obtenido una rentabilidad anualizada del 13,8%, lo cual han conseguido con una volatilidad del 10,6%, según datos de Morningstar Direct. ¿Dónde ha radicado el éxito del producto en este periodo? Según explica Alentorn a Funds People, “la clave del éxito durante estos años ha estado en tener un proceso de inversión flexible, capaz de adaptarse de manera dinámica a los cambios de entorno de mercado. Nuestro proceso de inversión consiste en analizar a diario a las 4.500 empresas más grandes del mundo, con cinco criterios de selección complementarios: Valoración, Crecimiento Sostenible, Sentimiento, Calidad y Tendencias. La importancia que se le da a cada uno de estos criterios se determina dinámicamente en función del entorno de mercado que haya en cada región. El resultado ha sido que cada uno de los cinco criterios de selección ha generado alfa a lo largo de los cinco años, pero en periodos diferentes”, afirma.

“Por ejemplo, el fondo genero alfa en 2011 y 2015, periodos dominados por la incertidumbre en los mercados y aversión al riesgo de los inversores, al haberse posicionado defensivamente, invirtiendo en empresas de calidad, balances fuertes, y buenos equipos directivos. En cambio, en otros periodos como el 2013, dominado por el optimismo y confianza, el alfa se consiguió al haber reposicionado el enfoque del fondo y haber invertido en empresas con valoraciones atractivas y con tendencias de precio favorable”. Las fuentes de rentabilidad han sido también muy diversificadas en las otras dimensiones de la cartera. Regionalmente, han generado alfa en cada una de las regiones geográficas en las que invierten. “En particular, Norteamérica y Europa han sido muy positivas, seguido por Japón y Asia que han sido también rentables”, explica. Del mismo modo, en términos sectoriales, el fondo ha obtenido rentabilidades positivas en selección de activos en cada uno de los diez sectores industriales.

Por otro lado, los largos y los cortos han contribuido en términos relativos por igual, lo que –a juicio del gestor- refleja la simetría de su proceso de inversión. “Las posiciones cortas no están ahí solamente para neutralizar la beta del libro largo, sino que son una fuente de alfa, tan importante como las posiciones largas”. Alentorn se muestra muy satisfecho de haber sido capaz de moverse acertadamente por los mercados durante este periodo. “Los últimos cinco años han sido un periodo complejo de navegar en los mercados de renta variable, debido a los mini-ciclos de risk-on/risk-off que han habido, las numerosas intervenciones de política monetaria que han añadido una fuente adicional de incertidumbre difícil de predecir, y a que ningún estilo clásico de inversión (value, growth, momentum…) haya generado rentabilidades positivas de manera consistente”. Sin embargo, además de la rentabilidad positiva alcanzada, se muestra muy satisfecho por haber obtenido estos resultados con una volatilidad realizada estable, y sin correlación con la renta variable. “Es decir, un comportamiento expost totalmente market neutral”, enfatiza.

A continuación se desglosa la rentabilidad generada por el Old Mutual Global Equity Absolute Return en los últimos cinco años (desde el 29 abril de 2011 al 29 abril de 2016).

Captura_de_pantalla_2016-05-20_a_la_s__14

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído