¿Y cuando cae la Renta Fija y la Renta Variable?


Daniel Suárez, fund manager de GESTIÓN DEL CICLO FI (Gesiuris Asset Management)

UNA BUENA PRUEBA PARA LA DIVERSIFICACIÓN ADAPTATIVA 

En el último mes y medio pocas, o ninguna, de las alternativas tradicionales de inversión han registrado una evolución positiva. Desde la deuda pública (-2,9% cae una cartera diversificada en deuda pública del área euro) hasta la renta variable (-4,8% el IBEX 35) pasando por la renta fija emergente (-4,4%), materias primas (-1,2%) o el mercado inmobiliario (-6,7% de caída en un REIT Global), en todos los segmentos lo que encontramos es un saldo negativo en el período que va desde el 13 de abril a cierre de mayo (ver detalles en la tabla siguiente).

En esa misma ventana temporal el valor liquidativo de Gestión del Ciclo FI también ha retrocedido, pero en menor medida que el grueso de alternativas de inversión, incluso mucho menos que la alternativa, en teoría, menos arriesgada (Deuda Pública -2,9% vs Gestión del Ciclo -1,8%). En este punto, con caídas generalizadas en activos financieros, queremos recordar la alerta que destacamos en el anterior post sobre el riesgo de un marco de inversión con correlaciones al alza:

“Esta tendencia al alza en la correlación –sobre todo en episodios de estrés bajista- entre dos activos como la RF y la RV es una dinámica que debemos seguir muy de cerca. Nos podríamos quedar sin el papel de estabilizador, dentro de una cartera, que históricamente ha desempeñado la RF ante episodios bajistas en RV” 

Aprovechamos este tipo de entornos complejos para chequear la respuesta de la metodología de inversión que aplicamos en Gestión del Ciclo FI: Diversificación Adaptativa. Un breve resumen de la metodología:

Diversificar, con el objetivo de tener exposición a un amplio abanico de alternativas de inversión que nos permitan cubrir los diferentes escenarios que se van abriendo a medida que avanza el ciclo económico y las valoraciones relativas de los activos.

Adaptar el peso que debe tener cada activo en cartera al análisis cruzado de (a) posición en el ciclo económico, (b) presiones sobre estabilidad de precios (inflación) y (c)valoraciones de los activos. Diversificar es una condición necesaria para tener probabilidades de sobrevivir a cualquier escenario, pero no suficiente. El peso que tenga cada uno de los activos en la cartera será fundamental para la construcción de rentabilidad y la gestión del riesgo.

GdCFI_JUN1

ANÁLISIS DE LA MÁXIMA PÉRDIDA (MÁXIMO DRAWDOWN) 

Empecemos definiendo máximo drawdown: es la máxima caída experimentada por un fondo en el periodo comprendido desde que se registra un máximo hasta que vuelve a ser superado. Mide, por tanto, la diferencia entre el máximo y el mínimo registrados por el fondo entre un máximo y el siguiente. Se suele expresar en porcentaje con respecto al máximo alcanzado por el fondo.

Evolución del drawdown y análisis del máximo drawdown en: Gestión del Ciclo FI, Deuda Pública UME y RV EUR (MSCI EMU). En el siguiente gráfico está la evolución del drawdown, desde el inicio de gestión del fondo (SEP.14), de estas tres alternativas. Cuando la línea está en el 0% quiere decir que la serie está en máximos (cotización), mientras que los valores negativos recogen la distancia respecto al último máximo alcanzado. A destacar:

1. Máximo drawdown: en la tabla inferior resumimos los principales parámetros. La máxima pérdida en Gestión del Ciclo fue del 3,9% (mínimo en 16.DIC.14), arrastrado por el sell off de mercados emergentes en la primera quincena del pasado mes de diciembre. El valor liquidativo tardó 30 días en recuperar los máximos previos. En el caso de RV EUR el máximo drawdown fue del 12,04% (mínimos el 16.OCT.14) y tuvieron que pasar 42 sesiones para que el índice recuperase niveles máximos.

2. Drawdown actual: a cierre de mayo las tres series se encuentran en drawdown, por debajo de máximos. En el caso de la renta variable está un -4,6% por debajo de los anteriores máximos (ABR.15), una distancia que es del -1,8% en el caso de Gestión del Ciclo. En la deuda pública el drawdown actual es máximo, con una caída del -4,17% entre el máximo del 15 de abril y el mínimo del 13 de mayo que todavía no ha recuperado (y del que tenemos serias dudas que llegue a recuperar).

 

CONCLUSIONES 

La presión bajista de las últimas semanas está afectando al grueso de alternativas de inversión. A diferencia de otros episodios (octubre o diciembre de 2014) la deuda pública no está ejerciendo de estabilizador en una cartera tradicional, tal como recoge un drawdown superior al -4%.

En momentos pasados de estrés en RV (caídas desde máximos del -12% y -8%) las caídas en deuda pública eran mínimas o inexistentes (hacían de refugio), con drawdowns, cuando los había, que apenas alcanzaba el -0,5% (ver línea verde clara en el gráfico).

Un cambio régimen en correlación (caídas sincronizadas en cotizaciones de RF y RV) que está dificultando la gestión de carteras, protección de rentabilidad y minimización del drawdown. Diversificar las fuentes de rentabilidad y adaptar los pesos al entorno económico/financiero que surge del análisis de información adelantada es una estrategia que ha arrojado resultados superiores frente a la gestión “tradicional” de carteras (ver Ideas de Inversión: Diversificación Adaptativa frente a la Construcción Tradicional de Carteras). Y es una metodología de inversión que está ayudando a Gestión del Ciclo FI a hacer frente al escenario actual, minimizando pérdidas y protegiendo buena parte de la rentabilidad acumulada en meses anteriores.

GdCFI_JUN2