Western Asset, filial de Legg Mason-Buenas perspectivas para el mercado asiático


Asia atraerá crecientes flujos de inversión tanto si la recuperación económica mundial marcha a pleno rendimiento como si sufre un parón temporal, según Western Asset Management, filial de Legg Mason que gestiona 465.000 millones de dólares en activos de renta fija en todo el mundo.  

 

Mientras los mercados permanecen preocupados por la fragilidad de la recuperación de una economía mundial lastrada por riesgos geopolíticos acentuados, Julia Ho, gestora del fondo Western Asset Asian Opportunities Fund de Legg Mason, que actualmente gestiona 627 millones de dólares, afirma que los fundamentos económicos subyacentes deberían seguir siendo positivos, especialmente en los mercados asiáticos de deuda pública, divisas y deuda corporativa.  

 

«Asia se encuentra en una posición única en la que puede ganar tanto si la economía mundial evoluciona de forma positiva, como si se resiente y experimenta una tendencia negativa», asegura Julia Ho. «Si los motores de la economía mundial comienzan a funcionar a pleno rendimiento, puede que los inversores que se hayan mantenido al margen comiencen a sentir la confianza necesaria que les haga invertir más capital en Asia, mientras que los inversores que ya estén presentes en este mercado comenzarán a asignar más capital a inversiones de mayor riesgo como las divisas y la deuda corporativa». 

 

«Si la economía evoluciona de manera inadecuada, los inversores plegarán velas rápidamente y se producirá una huida hacia activos refugio, algo de lo que se beneficiará la deuda pública. No obstante, los inversores también podrían volver a invertir en Asia como medio para diversificar las inversiones que tienen en sus propias regiones, tal y como hicieron los inversores europeos durante los últimos años». 

 

Asimismo, Julia Ho afirma que las expectativas de inflación constituyen un factor clave de riesgo con respecto a estas positivas perspectivas. Ho cree que aunque los reguladores han controlado las expectativas inflacionistas de manera «adecuada» en la mayoría de los países asiáticos a pesar del fuerte crecimiento y de la pujanza de los precios de las materias primas y de los alimentos, deben seguir controlando estos factores. 

 

«Una fuerte subida de las expectativas inflacionistas podría acarrear consecuencias negativas para los precios de los bonos y las divisas. Mientras que la inflación continúa subiendo, esperamos que los bancos centrales sigan empleando las numerosas herramientas con las que cuentan, como medidas concretas similares a las que se han tomado en Singapur y en China para enfriar los mercados inmobiliarios, así como políticas de amplio calado, como los aumentos de los tipos de referencia y el fortalecimiento de sus divisas». 

 

En este contexto, Julia Ho asegura que el equipo de Asia de Western Asset Management mantendrá un enfoque táctico en cuanto a la gestión de los tipos de interés y seguirá apostando por un posicionamiento defensivo en duración, donde Western Asset Management mantiene infraponderadas sus posiciones de tipos a corto plazo, a favor de las de tipos a largo plazo. Asimismo, el equipo espera mantener sobreponderadas las divisas de la regiones que están experimentando una mayor apreciación. «Esperamos que las divisas asiáticas se beneficien de varias tendencias, como unos sólidos fundamentales, los flujos de inversión hacia Asia procedentes de mercados de bajos rendimientos, unos tipos de referencia más elevados, así como la gestión de las divisas que realicen las autoridades como medio de lucha contra la inflación». 

 

Julia Ho afirma que un contexto de fundamentales positivos también reforzaría la apuesta del equipo por los bonos corporativos asiáticos.

Lo más leído