Tags: Gestores |

Western AM espera una rentabilidad del 10% para los bonos high yield en 2010


Las estrellas en renta fija para el próximo año serán los bonos de alta rentabilidad y la deuda emergente, con rentabilidades de entre un 8% y un 10% para los primeros y de entre un 7% y un 8% para los activos emergentes, según las previsiones de Western Asset Management, una gestora especializada en renta fija que forma parte del grupo Legg Mason. Mike Zelouf, director de negocio internacional de la gestora, considera que es el momento para apostar por los activos de mayor riesgo dentro del universo de la renta fija. “Puede que a finales de 2010 ya sea tarde para ello”, afirma. Zelouf espera que el crecimiento económico se mantenga fuerte en la primera mitad de 2010 y que se ralentice a partir de allí.Considera que la inflación no debe ser una preocupación en el corto plazo y piensa que no habrá subidas de tipos entre los próximos seis y diez meses. “La subida de tipos no será tan rápida como el mercado prevé, ni será en forma de V. Los tipos no subirán tanto como en los últimos años porque el sector público necesita desapalancarse. Eso ayudará a la financiación de las compañías y a que el dinero invertido en depósitos y mercados monetarios regrese a los activos de riesgo”, señala. La gestora cuenta con un producto, el Western Asset Global Multi Strategy Fund, que resume su visión de los mercados. Un 28% de la cartera está en bonos de alta rentabilidad, lo que constituye la mayor apuesta actual de la entidad. “En high yield, muchas empresas se han refinanciado. Esperamos rentabilidades de entre un 8% y un 10% para 2010”, comenta Zelouf. En la gestora, encuentran mayor atractivo en títulos CCC que en BB y B. “Todavía ofrecen una prima de un 3% sobre las emisiones B y un 4% sobre las BB”, agrega Zelouf. La otra gran apuesta de Western Asset Management, que maneja un patrimonio superior a los 500.000 millones de dólares, son los mercados emergentes. “En términos seculares, tenemos una visión muy positiva de los mercados emergentes, fundamentalmente Asia y Latinoamérica. Los mercados emergentes tuvieron su crisis en los 90. Sus balances han mejorado mucho y se ha reducido el riesgo sistémico. Las divisas asiáticas no están reflejando el superior desempeño económico de esa región y esperamos que se aprecien frente al dólar y al euro. Donde vemos más valor es en las emisiones de renta fija privada, especialmente en las economías más ligadas a la evolución de las materias primas. Las valoraciones siguen siendo muy atractivas y sus diferenciales son más amplios que los que ofrece la deuda pública emergente o la renta fija privada de Estados Unidos”, explica Zelouf. Dentro de la cartera del Western Asset Global Multi Strategy Fund, la inversión en deuda privada emergente representa el 10% del total. La deuda pública emergente supone más de un 6% y las emisiones de renta fija pública emergente en moneda local superan el 2,7%. En el mercado de renta fija privada, Zelouf cree que todavía puede haber recorrido para un mayor estrechamiento de los diferenciales, pero reconoce que las perspectivas de rentabilidad son mucho más bajas que hace unos meses. “Hay que ser más selectivo. Hemos empezado a rotar entre sectores y a tomar posiciones en compañías más defensivas”, dice. Entre sus apuestan destacan los servicios públicos, empresas sanitarias, algunas compañías de medios de comunicación y el sector aeroespacial. Espera que la tasa de impagos baje hasta el 4,5% el próximo año. “Pensamos que todavía no es momento de entrar en bonos ligados a la inflación. Tenemos un 4% de nuestra cartera invertido en estos bonos y sólo como cobertura”, añade Zelouf.El Western Global Multi Strategy Fund, desde su lanzamiento en octubre de 1996, consigue una rentabilidad bruta anualizada del 9,3% y de casi un 30% en lo que va de año, con datos a cierre de septiembre. El invertir en una cartera diversificada por sectores, áreas geográficas y tipo de emisor ofrece ventajas en el largo plazo. “El vehículo consigue una rentabilidad atractiva con una volatilidad inferior a la de cualquiera de los sectores individuales en los que invertimos”, comenta Zelouf. Invierte en la mejores ideas en renta fija pública, MBS y renta fija privada que el equipo de Western Asset puede encontrar en todo el mundo “Tenemos un índice de referencia, pero estamos orientados hacia la rentabilidad absoluta y nuestro verdadero objetivo es batir al efectivo. Buscamos una cartera con un nivel atractivo de rentabilidad y una volatilidad controlada”, señala Zelouf. La inversión en renta fija pública representa el 14% de la cartera del fondo, mientras que los MBS y ABS suponen el 7% y otro 18% está en renta fija privada de países desarrollados. “No somos muy positivos en renta fija gubernamental, aunque su rentabilidad puede estar entre el 3,25% y el 3,75%, con lo que lo hará mejor que el efectivo”, afirma el director de negocio internacional de la gestora.

Empresas

Lo más leído