Warren Buffett pierde la batalla contra los hedge funds en 2015…


Un año más, la revista Fortune ha publicado los resultados de la apuesta que mantienen Warren Buffett y Protégé Partners. En 2007, el consejero delegado de Berkshire Hathaway se jugó con la gestora neoyorkina que el S&P 500 –representado por Vanguard 500 Index Fund Admiral Shares, que replica el índice estadounidense– conseguiría batir en los diez años siguientes a una cesta de hedge funds seleccionados por Protégé. El ganador de la apuesta donaría un millón de dólares a la organización benéfica de su elección: Girls Inc. en el caso del oráculo de Omaha y Absolute Return for Kids en el caso de Protégé.

La novedad es que en 2015, por segunda vez en ocho años, la victoria fue para los hedge funds: mientras que el ETF de Vanguard obtuvo un 1,36% de rentabilidad en el año, los cinco hedge funds que integran la cartera de Protégé –cuyo nombre se mantiene en secreto– se anotaron una rentabilidad media del 1,7%. Aún así, a dos años de que finalice la apuesta, Buffett mantiene una cómoda ventaja, con un 65,67% de rentabilidad acumulada frente al 21,87% obtenido, en media, por los hedge funds.

¿Se dará la vuelta la situación? Parece poco probable. Como señala Andy Clarke, estratega de inversiones sénior en Vanguard, “Protégé se decanta por estrategias de valor y estas estrategias han registrado un mal comportamiento desde que empezó la apuesta”. En este sentido, el estratega y analista de Amundi Eric Mijot hacía notar hace unas semanas que la brecha entre growth y value se ha ido ensanchando desde 2007, una tendencia que se ha pronunciado (+17%) desde mediados de 2014 y que registró el último repunte significativo a raíz de las correcciones de agosto y navidad (lea más sobre las señales que está emitiendo el mercado sobre el growth y el value).

De hecho, según Ted Seides, presidente y codirector de inversiones de Protégé Partners hasta septiembre de 2015, “necesitaríamos que el mercado sufriese una fuerte corrección para que la cesta de hedge funds viviese una remontada épica, y cuando eso sucede, nadie gana”. De hecho, el otro único año en el que la cartera de hedge funds superó al índice fue en 2008, cuando la primera perdió casi un 24% frente al 37% que se dejó el ETF.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas