Vuelta a España


Una lesión podría haber sepultado las oportunidades de Alberto Contador de competir en La Vuelta a España, pero finalmente ha podido participar. Durante la competición los ciclistas recorrerán más de 3.000 kilómetros, lo que generará un valioso impulso para las economías locales. No menos importante es que para recorrerlos (y si los acaban) los participantes necesitan de meses de entrenamiento . El éxito en La Vuelta se basa en una inversión a largo plazo por los competidores, de la misma manera que el éxito a nivel corporativo también radica en una perspectiva a largo plazo.

España cuenta con una larga trayectoria de éxitos en ciclismo, pero Reino Unido acaba de emerger como potencia en este deporte. Su éxito en los últimos años, tanto a nivel individual como nacional, es gran ejemplo de los beneficios de invertir a largo plazo. No ha ocurrido de la noche a la mañana y se han necesitado años de inversión antes de que se materializase. Los responsables de los diferentes equipos comenzaron a diseñar sus programas a finales de los noventa con el objetivo de descubrir talentos, allanando el camino hacia la categoría nacional. Laura Trott, ganadora de una medalla de oro en las Olimpiadas de Londres, surgió a partir de este sistema. Desde nuestra experiencia, las empresas que adoptan medidas a largo plazo tienen más probabilidades de tener éxito. Centrarse en el futuro permite a una compañía posicionarse en el largo plazo en lugar de reaccionar a lo que sucede en el corto. Otros principios del deporte, como el trabajo en equipo y la auto-superación, son también lecciones importantes que se pueden trasladar al mundo corporativo.

Dave Brailsford, el director de la Federación Ciclista Británica hasta hace poco y su famosa filosofía de "ganancias marginales", ha sido la razón de gran parte del éxito del equipo. Cada miembro del equipo de Brailsford era responsable de mejorar, lo que hacían de forma continuada. De forma similar, las empresas dinámicas y proactivas son más propensas a tener éxito. Sin embargo, ninguna compañía puede dar por garantizado su éxito actual o tomarlo como un pronóstico de futuro.

Los ciclistas como Alberto Contador tienen un enorme talento, pero también comprenden que sus triunfos proceden de contar con un equipo que trabaja por un objetivo común. La misma lógica se aplica a nivel corporativo. En efecto, los equipos son más valiosos como unidad de trabajo que como la suma de sus partes individuales.

La Vuelta a España es uno de los grandes eventos de nuestro calendario deportivo y una oportunidad para celebrar nuestro progreso en los deportes. De igual forma, el entorno empresarial  quizá podría aprovechar la ocasión para coger algunas ideas de los hombres y sus equipos que con su trabajo diario y de largo plazo impulsan sus bicis a gran velocidad e intensidad.

Empresas

Noticias relacionadas