Vontobel Fund Emerging Markets Debt. Emergentes con una mirada de crédito


El fondo cuenta con el Sello Funds People 2019 por su calificación Blockbuster y Consistente. Siguiendo un enfoque bottom-up riguroso, contrarian y value, el equipo gestor, Luc D’hooge y Wouter Van Overfelt, del Vontobel Fund Emerging Markets Debt busca construir una cartera diversificada para ofrecer resultados atractivos. Un elemento diferencial de su método es que abordan la deuda emergente como una clase de activos crediticios. Es decir, tienen un enfoque más bien de un gestor de crédito, que mezcla tanto los aspectos tanto top-down como los bottom-up, pero con una mirada muy específica sobre estos últimos.

Adoptan una postura contrarian/de valor a esta clase de activos ineficientes con el fin de extraer el máximo valor de los errores de precios entre emisores, sectores, monedas y curvas. Para ello, comparan el atractivo relativo de los bonos, lo que les ayuda a optimizar el rendimiento crediticio teniendo en cuenta la liquidez y la diversificación. “Esta estrategia nos permite cultivar un enfoque de equipo compacto pero altamente ágil, con una velocidad de ejecución que permite capitalizar las acciones de precio que son fundamentales”, explican desde la gestora.

Algunas ideas nuevas en cartera

La fortaleza del mercado que acompañó desde principios de año les empujó a ser un poco más defensivos. Redujeron su exposición a las monedas locales, vendiendo prácticamente todos los bonos flotantes Badlar argentinos. Como contraposición añadieron un poco de deuda externa argentina. También redujeron su exposición cuasi-soberana, principalmente a través de una reducción en Indonesia, Sudáfrica, Omán y Mongolia.

Geográficamente, el riesgo se ha reducido principalmente en América Latina y Oriente Medio. Aumentaron la exposición en Ghana, Rusia y Kazajstán. Mientras que las mayores reducciones provienen de Indonesia y Turquía.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído