Visión y posicionamiento del equipo multiactivos de Schroders


No cabe duda de que 2013 fue un año complejo para los gestores multiactivos. El buen comportamiento del mercado de renta variable fue el contrapunto del mal momento que vivió la renta fija, por un lado, y las materias primas, por otro. A menos que se entre en un periodo de elevada correlación entre las diferentes clases de activos, la diversificación entre acciones, bonos y 'commodities' suele ser una buena estrategia para reducir el riesgo. Una de las entidades que más esfuerzo están haciendo en la promoción de estos productos es Schroders.

El equipo multiactivos de la entidad comparte mensualmente su visión sobre tendencias de mercado y asignación de activos. ¿Cuál es la estrategia actual que están siguiendo sus gestores? Matthias Scheiber, gestor de fondos multiactivos y Aymeric Forest (en la imagen), responsable del equipo europeo multiactivos y cogestor del Schroder ISF Global Multi-Asset Income, han querido resumir cuáles son las ideas que sustentan el posicionamiento de las carteras multiactivos de la firma británica.

1) Muy positivos en renta variable

“La renta variable sigue siendo nuestra clase de activos favorita”, apuntan estos expertos. “A pesar de las correcciones recientes, creemos que el entorno macroeconómico sigue siendo positivo para las acciones”. Por regiones, opinan que Estados Unidos, Europa y Japón ofrecen las mejores oportunidades. Sin embargo, mantienen una visión negativa con respecto al mercado británico “porque la fortaleza de la libra resultará perjudicial para el mercado de renta variable, ya que una parte significativa de los ingresos de las empresas británicas se generan en el extranjero”. En cuanto a los mercados emergentes y la región del Pacífico ex Japón, “seguimos neutrales de momento, al menos hasta que se vea el impacto de la retirada de estímulos de la Fed y los resultados de los procesos electorales que tendrán lugar este año”.

2) Neutrales en renta fija

La mayoría de los mercados de bonos gubernamentales desarrollados repuntaron en enero, lo que los expertos de Schroders atribuyen a que “el entorno macro registra un mayor grado de incertidumbre y de riesgos bajistas. La baja inflación y la desaceleración del momentum económico podrían respaldar los bonos durante la primera mitad de 2014, por lo que mantenemos nuestra posición neutral en duración”.

El equipo se mantiene en general neutral en todas las regiones, excepto en mercados emergentes, donde están negativos: “Las perspectivas internas para la mayoría de los mercados emergentes siguen siendo complicadas por el débil crecimiento y serán necesarias nuevas subidas de tipos para controlar la inflación, lo que debilitará la demanda interna”. En Europa, ven probable que los bunds alemanes sigan beneficiándose de la huida hacia la calidad de los inversores de mercados emergentes pero “empiezan a ofrecer muy poco valor en comparación con otros mercados”.

Con respecto al crédito con grado de inversión, los gestores han mejorado su perspectiva para la clase de activos a neutral. “Preferimos el grado de inversión europeo al estadounidense”, apuntan. “Como la recuperación europea está siendo de las más lentas, las empresas europeas mantienen una actitud más cauta que las estadounidenses, que se están embarcando en actividades que suelen resultar negativas para los tenedores de bonos, como recompras de activos, fusiones y adquisiciones”.

¿Y qué pasa con el high yield? El equipo multiactivos ha rebajado su perspectiva a neutral, principalmente porque las valoraciones resultan menos atractivas, sobre todo en Europa, donde los expertos destacan que “los parámetros de calidad, como el apalancamiento neto, han empezado a deteriorarse”.

3) Negativos en materias primas, divisas y liquidez

El incremento de la oferta en respuesta a los altos precios de la última década sigue presionando los precios, por lo que seguimos negativos en materias primas en general (sobre todo en metales industriales, donde los ajustes económicos chinos frenan la demanda) porque vemos poco potencial alcista”, señalan.

En divisas, el equipo multiactivos de Schroders se muestra positivo en el dólar, ya que esperan que la recuperación económica y la política monetaria de la Fed se traduzcan en una apreciación, y en libra esterlina: “Creemos que la política monetaria del Banco de Inglaterra se volverá menos acomodaticia en los próximos trimestres, lo que ajustará las expectativas de tipos de interés del mercado y respaldará a la libra esterlina”. Por el contrario, están negativos en euro y franco suizo y muy negativos en yen japonés.

Apuesta por los productos enfocados a la generación de rentas

En Schroders, además, ven demanda por los fondos enfocados a la generación de rentas, categoría en la que se enmarca el Schroder ISF Global Multi-Asset Income, un fondo multiactivos –clasificado como ‘mixto defensivo’ por Morningstar− que puede invertir de forma flexible sin ningún tipo de limitación geográfica, sectorial o por capitalización con el objetivo de generar rendimientos suficientes para cubrir el reparto fijo de una renta anual del 5% (no garantizada), que el inversor puede reinvertir en el fondo o percibir.

Lanzado en abril de 2012 y gestionado por Aymeric Forest e Iain Cunningham, el patrimonio del fondo superaba los 4.000 millones de dólares a 31 de enero de 2014 (frente a los poco más de 600 que registraba hace un año). Con algo más de la mitad del patrimonio invertido en obligaciones y cerca de un tercio en acciones, el fondo acumula una rentabilidad desde su lanzamiento del 12,5% y registró una rentabilidad anual del 5,8% en 2013.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído