Visión y estrategia de Carmignac para 2014


Positivos en Estados Unidos y Japón, negativos en Europa (con matices) y cautos con el mundo emergente (con más matices). Así se puede resumir la postura con la que Carmignac Gestion ha comenzado 2014, que ha quedado reflejada en la carta que ha enviado a sus clientes Didier Saint- Georges, miembro del comité de inversión de la firma. Para Saint-Georges, “2014 comienza con una dinámica radicalmente
 diferente a la de 2013”, en el sentido de que ya se ha avanzado una parte del recorrido. En este entorno, “la
 dificultad de la gestión residirá
 en captar esta continuidad de la
 mejora de la economía mundial, impulsada por Estados Unidos, aunque evitando su corolario: el riesgo de una peligrosa normalización de los mercados de renta fija”, adelanta el experto. 

Estados Unidos ocupa el primer lugar dentro del análisis del responsable de Carmignac. Éste destaca que, gracias al crecimiento logrado en 2013 – cercano al 2%-, se pudo dinamizar los ingresos fiscales. También han contribuido la renovación industrial y la revolución energética en ciernes, al reducir el déficit por cuenta corriente (del 6,5% de 2009 al 2% actual) y satisfacer al mismo tiempo una parte creciente de la demanda interna con los recursos generados dentro del país. Saint Georges deja lo más importante para el final: esta dinámica de crecimiento también se ha reflejado en el descenso regular de la tasa de desempleo, por lo que afirma que “el refuerzo de los fundamentales de la economía estadounidense resulta manifiesto”. 

“Las compañías a las que seguimos en la mayoría de los sectores nos confirman que su actividad se aceleró a finales del año, lo cual augura la continuidad de esta dinámica en 2014”, aclara el experto, que estima que pese a que las acciones americanas ofrecen poco recorrido al alza, sí considera razonable “que los mercados de renta variable estadounidense permanecieran a la vanguardia”, alentando a su vez el efecto riqueza. 

Muy diferente es la visión de Saint-Georges sobre la situación de la zona euro. Explica que los indicadores del cuarto trimestre han confirmado que el PIB de la región ha sido del -0,5% en el año “y tendrá dificultades para superar el 1% en 2014”. Considera que, si bien el ajuste en la periferia ha ayudado a reducir los desequilibrios, la otra cara de la moneda es que reforzó las presiones deflacionistas. 

“A pesar del descenso de los tipos nominales, en términos reales, el coste de financiación de las economías española e italiana llegó incluso a encarecerse en 2013”, advierten desde Carmignac, cuya explicación para las alzas registradas en los parqués europeos se basan en los casos de recuperación y las previsiones (se espera un crecimiento de los beneficios del 15% para 2014). En resumen, “las economías europeas comienzan 2014 con una dinámica positiva aunque aún muy dependiente de la recuperación mundial y del apoyo del BCE, cuya intervención podría volver a ser necesaria a lo largo de este año”, concluye Saint-Georges. 

El responsable de la gestora francesa también tiene unas palabras para Japón: “El país nipón ya ha salido de la deflación y el consumo está acelerándose. Por lo tanto, cada vez es más creíble que la economía japonesa pueda ser capaz de absorber el aumento del tipo del IVA previsto para abril de 2014”. Además, espera que la bolsa nipona siga sorprendiendo con nuevas alzas, “acompañando al renacimiento económico del país”.

La actitud de Saint-Georges ante los países en vías de desarrollo es ambivalente. Por un lado, destaca como buena noticia el refuerzo de la demanda estadounidense. Por otro, admite que las perspectivas de crecimiento para estas naciones son heterogéneas: cree que la actividad económica debería estabilizarse en el 6% ó 7% en China y en el 4,5% en India, acelerarse en México hasta el 2,7% y ralentizarse en Brasil, hasta el 1,9%. También observa disparidades en la solidez de estas economías, teniendo en cuenta sus equilibrios presupuestario y comercial, el endeudamiento y las reservas de divisas. La tercera fuente de diferencias viene de la mano de las reformas estructurales. Sin embargo, en conjunto el experto muestra una postura constructiva: “El conjunto de estas disparidades sugiere que aparecerán oportunidades bursátiles que variarán en gran medida dependiendo del país”.

Riesgos y antídotos

El principal riesgo que observa Saint-Georges en esta segunda parte del ciclo es el proceso de retirada de los estímulos monetarios y los síntomas que podría provocar a los mercados: “Una aceleración del ciclo económico estadounidense más fuerte de lo previsto podría hacer especialmente vulnerables a los mercados de renta fija”. También le preocupan las previsiones de inflación, que en sus palabras “podrían ser cuestionadas, debido a las primeras tensiones experimentadas por el mercado laboral estadounidense”, lo que supondría un desafío adicional para la Fed. 

En base a esta visión, Carmignac considera justificado empezar 2014 con una exposición mayoritaria a la renta variable y acompañada de una gestión activa para esquivar el riesgo de una subida “errática” de los tipos de interés. Saint- Georges da varios ejemplos de los posicionamientos que ha adoptado la firma: sensibilidad negativa a bonos estadounidenses, ser muy selectivos con deuda corporativa y soberana de los países de la periferia (en vencimientos cortos y medios) y posicionamiento bursátil distribuido entre empresas cíclicas con balances sólidos en Estados Unidos y Europa, valores internacionales de crecimiento con una gran visibilidad, valores de calidad de países emergentes poco sensibles a los riesgos de tipos y valores japoneses con exposición a la recuperación económica del país. En materia de divisas, opta por la predominancia del dólar en las carteras. 

Didier Saint-Georges termina su carta expresando un deseo: “Confiamos en que esta estrategia ambiciosa a la par que lúcida para sortear los obstáculos que podrían encontrarse en el camino los mercados durante los próximos meses sea acertada para abordar 2014”. 

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído