Tags:

“Vietnam está barato y estamos aumentando las posiciones”


La inversión en los países emergentes exige buscar posibilidades atractivas más allá de los BRIC. Desde Hamon Asset Managent, una de las gestoras de BNY Mellon AM especializada en la gestión de renta variable asiática con sede en Hong Kong , recomiendan poner atención en Vietnam, un mercado en el que el fondo BNY Mellon Vietnam, India and China (VIC) Fund ha ampliado su exposición en 2010, ya que la corrección de este mercado y la depreciación de su divisa deberían resultar en una fuerte recuperación. “El mercado, que se encuentra unos 10 o 15 años más atrasado que el chino, está barato y por eso hemos aumentado posiciones” explica Hugh Simon, que además de gestor es el fundador y consejero delegado de Hamon Asset Management.

De hecho, el énfasis esta en compañías que puedan beneficiarse del crecimiento en el país, como los bancos, firmas de alimentación, energía… Una exposición que ha aumentado hasta el 6%-7% de la cartera del fondo. Los catalizadores: el objetivo del Gobierno de impulsar el mercado de renta variable, abriendo las compañías estatales a los inversores privados, las recientes medidas como la devaluación de la divisa y las políticas monetarias que apoyarán el crecimiento económico y las atractivas valoraciones.

Hamon busca invertir en empresas que no suelen figurar en las carteras de fondos competidores y su enfoque de inversión se basa en la ausencia de restricciones del índice de referencia y en un enfoque fundamental bottom-up, sin sesgo de valor o crecimiento. El BNY Mellon VIC Fund es una cartera concentrada de entre 45 y 55 valores seleccionados del universo midcap, sin dejar de lado la perspectiva macro, marcada por las positivas perspectivas económicas en toda la región para el conjunto del año, gracias al impulso de la demanda interna.

“En un periodo de 10 años, el crecimiento de las clases medias y las infraestructuras definirán un mercado con un enorme potencial”, asegura Simon. La fortaleza de la recuperación económica en China y el impulso de la economía verde figuran entre las tendencias más prometedoras. En India, la demografía y la estabilidad política, la reforma de la tierra, la creación de infraestructuras y la reducción de la deuda serán los principales catalizadores del mercado, que ofrece oportunidades en sectores variados como el automovilístico, la alimentación o las infraestructuras. En el país se concentran las mayores inversiones del fondo, con un posicionamiento geográfico de entorno al 43% (con valores como Engineers India, Tata Motors o Suzlon Energy, una firma de energía eólica), por encima del 32% de China y el 12% de Hong Kong. De hecho, seis de las 10 firmas con más peso en el fondo son indias, y las cuatro restantes chinas. “Las nuevas políticas gubernamentales beneficiarán el sector de infraestructuras, liberalizarán el sector financiero y permitirán un mayor nivel de participación privada”, explican desde Hamon. Entre los sectores, apuesta por el industrial, que capta un tercio de la cartera, además del consumo discrecional y el financiero (cerca del 20%) y consumo básico (10%).

En total, al menos el 75% del fondo está invertido en China, India y Vietnam, pues “las economías de Vietnam, India y China presentan las mayores tasas estimadas de crecimiento combinado de toda Asia para el periodo 2006-2011”, si bien tienen algunas cifras bajas de PIB per cápita, lo que implica un potencial de crecimiento futuro. El resto se divide entre cash, que actualmente supone entorno al 3%, y se utiliza de forma más táctica que estratégica y puede llegar al 10%, y las posiciones en otros países, como Indonesia, Tailandia, Taiwán o Corea. La cartera esta concentrada en valores de alta convicción, pero evita concentrarse en un sólo valor o sector como método de control de riesgos.

En cuanto a las expectativas, Simon no cree que veamos los retornos de 2009 este año, sino rentabilidades más moderadas pues el mercado, aunque no está caro, tampoco está demasiado barato, por lo que hay que “elegir muy cuidadosamente el momento de entrada”. Desde su lanzamiento, en junio de 2008, el fondo VIC ha alcanzado retornos cercanos al 45%.

Empresas