Viento favorable para los emergentes en 2010


La prudencia y la agilidad serán los dos conceptos claves en 2010, no el coraje. En 2009 se han obtenido ganancias fáciles en los mercados de renta variable, tras la volatilidad de finales de 2008. De cara al futuro, la selección de valores será crucial a medida que el rally se afiance y la correlación entre valores disminuirá.

Si bien los mercados anticipan las ganancias; extremas entradas de capital como las que hemos visto durante 2009 pueden originar una demora significante entre el rally de los mercados y los resultados empresariales. Hasta la fecha el mercado ha sido en gran parte impulsado por la expansión del PER como consecuencia del incremento de liquidez, pero ahora las ganancias serán las que lo dictaminen. Así, un retroceso en el conjunto de los mercados se ve como una posibilidad en 2010 una vez que la deuda y los instrumentos de renta variable sean recalificados y los inversores se concentren en la economía real.

Este retroceso será sólo temporal y fijándose en el incremento de las ganancias corporativas y en la recalificación de las valoraciones, esperamos que los mercados emergentes terminen 2010 en niveles más altos a los actuales. Es probable que las entradas de capital continúen a buen ritmo y la volatilidad podría aumentar. Como resultado, esta situación dará lugar a destacadas oportunidades de rendimiento para los gestores activos.

Por su parte existe la posibilidad de que los tipos suban en la segunda mitad de 2010 y el endurecimiento que ello conlleva puede surgir incluso antes. El consenso de un crecimiento por debajo de la tendencia está garantizado, se espera que continúe en 2010 y las revisiones de beneficios seguirán durante los tres próximos meses.
Dentro de este panorama la asignación de de la cartera por países contará tanto como siempre. Para finales de 2010 esperamos que los mercados de China, Rusia y Turquía generen plusvalías.

El crecimiento en China podría ser mucho mayor del 10% a pesar de la política preventiva en cuestión monetaria de su Banco Central. A nivel sectorial el inmobiliario, de consumo y la banca deberían continuar logrando mejores plusvalías y las materias primas también al ser beneficiarias (tradicionalmente) de la parte final del ciclo (parte de crecimiento de mercados emergentes).
En resumen, el protagonismo de los mercados emergentes a la hora de hacer dinero sigue vigente y veremos que habrá buenas oportunidades para aquellos gestores que sepan discernirlas.

Lo más leído