Víctor Alvargonzález: “El riesgo de deflación existe, otra cosa es que ocurra”


Aunque no se pueda hablar de deflación, sino de desinflación, según Víctor Alvargonzález, director de Inversiones de Tressis, el miedo que se tiene a una bajada prolongada de los precios es lo que está guiando la política monetaria de Europa, junto al nivel del euro que, pese a todas las medidas que ha tomado Mario Draghi, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), no se ha movido. “El riesgo de deflación existe, otra cosa es que ocurra”, considera. De ahí que Alvargonzález crea que la situación no se va a quedar aquí: “Draghi va a tener que hacer un gran esfuerzo y no va a bastar con lo que ha hecho hasta ahora”. En otras palabras, subraya que “va a tener que sacar el bazoca”.

Alvargonzález piensa que Draghi tendrá que inyectar dinero, al estilo del Quantitative Easing (QE) americano, una decisión que conlleva alcanzar un consenso en el BCE y que se acepte desde Alemania. En este sentido, apunta que la actitud que tiende a llevar Draghi es “cargarse de razón y esperar a ver que las medidas acometidas sean insuficientes”. Por tanto, señala que la decisión se tomará según la evolución de dos factores: “esperar a ver qué pasa con la inflación y el tipo de cambio”.

Los pasos tomados hasta ahora ponen de manifiesto el cambio de actitud política (principalmente de los alemanes) y de la autoridad monetaria en boca de Draghi. Un movimiento que supone para Alvargonzález, “gasolina para los mercados europeos”. Una situación que aprovechan desde Tressis para invertir en la eurozona, tanto en renta fija como en renta variable.

Renta fija

En este contexto y detallado en el informe de Perspectivas Económicas y Estrategia de Inversión presentado también por Jose Miguel Maté, consejero delegado de Tressis, la firma ve oportunidad de beneficiarse del entorno desinflacionista de la eurozona mediante bonos europeos. En este campo indican que van a invertir con una idea de cupón, no de plusvalía.

Teniendo en cuenta que los depósitos -como activo sin riesgo de referencia- ofrecerán menor rentabilidad a la actual y considerando también el nivel de inflación, Alvargonzález ve como buena opción la rentabilidad real ofrecida por el bono español. “Activos líquidos en donde el timing lo pones tú”, en referencia a que tiene la posibilidad de venderlo cuando quiera, como sería el caso de que "la economía española coja tracción”.

En el mercado de deuda, donde ven pocas alternativas, selectivamente tienen en mente aprovechar las oportunidades que ofrece el mercado de bonos emergentes, una situación que les recuerda a la guerra del pasivo en España. El director de Inversiones explica lo anterior en que “las autoridades monetarias de países emergentes tendrán que pagar extratipos para que el dinero que entró con el QE no se vaya por el futuro cambio de política monetaria de EE.UU.”. Favorecen aquí a países como México o India y siempre en emisiones en divisa fuerte (euro o dólar).

EE.UU.

El director de Inversiones valora positivamente la trayectoria que tuvo Bernanke al frente de la Reserva Federal, siendo el responsable de que la economía haya vuelto a crecer. En cuanto a Yellen, aunque sea con calma y siguiendo el plan previsto, Alvargonzález destaca que tiene trabajo por hacer. Las estimaciones, según el mensaje de la autoridad monetaria estadounidense, sitúan una subida de tipos en la segunda mitad del 2015, algo que comparte el director de Inversiones de la firma. No obstante, el plan seguido podría verse trastocado con datos de crecimiento de la economía mucho más altos, según su punto de vista, ya que “tendría que recoger velas más pronto”.

Renta variable

En un entorno positivo, unido a un sistema inundado de liquidez, el grupo confía sobre todo en el buen comportamiento del mercado de valores occidentales, especialmente el europeo y, en particular, la periferia. Por otro lado, tras un largo periodo sin invertir en ellos, empiezan a considerar de nuevo tomar exposición a bolsa emergente. 

En la bolsa americana, aunque el riesgo de corrección sea mucho más grande -al llevar más tiempo en una senda alcista-, piensan que el activo va a seguir subiendo ya que “la subida se la han perdido los particulares y va a seguir progresando por inercia”. Sin embargo, infraponderan la renta variable de EE.UU. frente a la europea.

En todos ellos siguen una misma estrategia: “beneficiarse de correcciones e imprevistos que se puedan producir en mercados organizados para comprar”. Un enfoque que funcionó en su momento con Japón, tal y como indican. Esta región, desde principio de año ha salido de sus carteras.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente