¿Value o growth? ¿Cíclico o defensivo? Algunos puntos de vista sobre la rotación de estilos


La rotación de estilos experimentada en el segundo semestre de 2016 sigue viva de momento. Las dos grandes preguntas son cuánto tiempo más durará el trasvase de acciones defensivas a cíclicas y del growth a value, y si los inversores están rotando sus carteras por motivos racionales o puramente emocionales.

Tim Stevenson, director de Renta Variable Europea de Henderson y gestor del Henderson Horizon Pan European Equity (calificado como Blockbuster) destaca el impacto sobre las valoraciones: “Este cambio ha hecho que se dispare el precio de los títulos value más allá de su media a 10 años, mientras que la valoración de los títulos de crecimiento ha quedado por debajo de la suya”.

Stevenson ve posible que la tendencia aún tenga más recorrido, pero cree que la clave para 2017 “serán los indicios de que el paso hacia el valor ya haya ido suficientemente lejos, dada la imposibilidad de hacer que surja mágicamente el crecimiento en nuestro mundo maduro y de bajo crecimiento”.

El gestor tiene algunas palabras sobre el ritmo de la recuperación europea que también sirven para contextualizar la rotación de estilos: “Da la impresión de que el populismo no acabará con la ruta europea de avance económico aburrido pero seguro. Esto podría permitir a los inversores volver a fijarse en los mercados europeos menos populares y en la mejoría que se observa en las tendencias de beneficios”.

El gestor subraya la expectativa de que el PIB europeo registre un crecimiento del 1,5% durante 2017, acompañado de presiones inflacionarias emergentes. Si además la mejoría económica permite que el gasto público se relaje, Stevenson cree que “hay razones para esperar que el viejo continente se encuentre inmerso ahora en un círculo virtuoso, no en uno vicioso”.

Un último apunte: el repunte de la rentabilidad del bund a diez años y del treasury con el mismo vencimiento (0,3% y 2,3% respectivamente, datos a 8 de febrero) “tiene implicaciones importantes para los bancos y los nombres que se están recuperando”. Aunque Stevenson se muestra escéptico en cuanto a la fortaleza o la duración de la recuperación europea, deja un mensaje claro: “Sería un error ignorarla”.

Invesco aporta una serie de gráficos que subrayan la diferencia de rentabilidad entre los valores con sesgo value y sesgo growth con la que ha empezado 2017. El primero demuestra que la rentabilidad de uno u otro factor de riesgo ha dependido mucho de los sectores: mientras que la tecnología ha hecho tándem con el growth, el sector financiero ha tirado del value.

Captura_de_pantalla_2017-02-20_a_la_s__11

El gráfico 2 demuestra que la recuperación de los valores del segmento financiero el rally del value en la recta final de 2016. Después de terminar 2015 como uno de los peores sectores, el ejercicio pasado terminó con un retorno del 22,5%, frente al 13,3% de las tecnológicas.

Captura_de_pantalla_2017-02-20_a_la_s__11

La última observación de los expertos de Invesco, recogida en su informe Insights and Opportunities del primer trimestre de 2017, es que el value podría seguir vivo a expensas del tirón de los valores financieros, pues incluso después del rally del año pasado “siguen estando infravalorados en relación con su media histórica”. El gráfico muestra el descuento medio del sector por precio valor en libros en relación con su media histórica de los últimos 51 años.

Captura_de_pantalla_2017-02-20_a_la_s__11

Defensivos vs cíclicos

Si bien los valores defensivos han sido los preferidos de los inversores en los últimos años, “ahora las valoraciones nos dicen que las acciones cíclicas son demasiado caras, y no podemos encontrar ninguna que ofrezca suficiente rentabilidad por dividendo”, indica Nick Clay, gestor de la estrategia Global Income de Newton (parte de BNY Mellon). En cambio, “las defensivas parecen atractivas y han vuelto a nuestro universo, con lo que hemos venido incrementando esas posiciones”.

Clay piensa que 2017 volverá a ser un año con dos partes claramente diferenciadas, aunque en este caso piensa que los valores defensivos y la deuda pública se rezagarán durante el primer semestre, mientras que las acciones cíclicas se dispararán. En cambio, cree que la aversión al riesgo marcará la pauta en el segundo semestre, de manera que los sectores cíclicos experimentarán ventas y los valores defensivos volverán a brillar. “Una fecha clave a tener en cuenta es el 15 de marzo: ese día termina la suspensión temporal del techo de endeudamiento en Estados Unidos, y el Congreso tendrá que ratificar el siguiente nivel de deuda. Este fue un paso que no tomó para Obama, y que condujo al actual paréntesis”, añade Clay.

El gestor concluye su análisis con una advertencia: ““En la actualidad, el mercado de renta variable está apuntalado por emociones y sinsentidos. Tarde o temprano veremos si esa esperanza está justificada o no”.

Ed Monk, de Fidelity Personal Investing (parte de Fidelity International), opina que “la rotación de defensivos a cíclicos puede que llegue bastante más lejos”. No obstante, cree que las ganadoras en el largo plazo serán las acciones con un sesgo más defensivo, especialmente las que pagan dividendos, y vincula este comportamiento con la megatendencia del envejecimiento mundial.

“A medida que va cayendo el número de personas jóvenes y en edad de trabajar y sube el número de personas mayores y dependientes, el crecimiento mundial puede ralentizarse desde las tasas vistas en el siglo XX. Así, se volverá más importante para las autoridades económicas y sociales no sólo ponerse objetivos de crecimiento, sino de buscar otros tipos de bienestar económico”, explica Monk.  

En este contexto, la consecuencia más esperada es que “se prestará mayor atención al ahorro”, al juntarse un mayor número de individuos retirados, pero con una esperanza de vida que sigue aumentando, “por lo que las empresas que ofrecen servicios de planificación de la jubilación y servicios de inversión verán más demanda”. Más allá de esta tendencia, el experto explica que el punto clave será que “las empresas de cualquier sector que produzcan una renta fiable disfrutarán de una demanda creciente, porque mucha más gente estará pensando en convertir sus ahorros en una renta que les apoye durante la jubilación”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído