Valores financieros, la mejor opción en renta fija durante 2010

  • 20/03/2010

Aunque la economía global atravesó su peor momento el pasado verano y, especialmente en Estados Unidos, esperamos seguir viendo algunos trimestres de crecimiento por encima de la media, debemos mantener la cautela.

La actual bonanza está impulsada principalmente por el cambio de inventarios, un factor de apoyo que puede desaparecer a finales de 2010. Si esto ocurre, es improbable que se mantenga la tendencia al alza más allá de finales de año. De hecho, ésta es una de las principales preocupaciones para los bancos centrales.

Otro punto a tener muy en cuenta en este sentido es la posibilidad de que empiecen a desaparecer los estímulos fiscales que han surgido en los últimos meses, con la inmediata repercusión que esto tendría en la preocupación por las cuentas públicas lo que, directamente, podría significar la desaparición de la voluntad política de aplicar medidas adicionales por parte de muchos gobiernos. En este contexto, las tasas de empleo serán uno de los indicadores más importantes que, como gestora, utilizaremos para identificar signos de una posible recuperación sostenible.

Pero es importante destacar igualmente que no prevemos cambios significativos a medio plazo en los tipos de interés, lo que puede ser positivo para que disminuyan los niveles de morosidad. A medida que esto ocurra es previsible que los sectores con bonos de mayor riesgo ganen enteros situándose por encima, al menos, de los bonos del estado. Por eso, aunque reiterando la ya expresada cautela sobre la fuerza y sostenibilidad del rebote económico más allá de finales de 2010, nuestra preferencia y recomendación seguirá centrada en los bonos no estatales y, muy especialmente, los bonos corporativos.

Dentro de los mercados globales de renta fija la oportunidad se encuentra en el hecho de que, si la recuperación económica vuelve a alcanzar un cierto grado de solidez, puede aumentar significativamente el precio de los activos de mayor riesgo. Desde nuestro punto de vista, el mayor valor dentro del sector corporativo de alta rentabilidad se encuentra en los valores financieros.

Finalmente, retomando los mercados de bonos, consideramos que las mejores oportunidades para la renta fija se pueden encontrar en Estados Unidos, país que gana solidez frente a Europa y Japón. Del otro lado encontramos al Reino Unido, donde la incertidumbre provocada por el próximo proceso electoral, el creciente nivel de deuda y la alta dependencia de la financiación internacional crean un clima económico inestable.

 

 

 

 

 

Lo más leído