Valor en los mercados laterales


La tendencia lateral hace referencia a ese periodo de tiempo en el que un activo ni sube ni baja o, por lo menos, lo hace dentro de un rango amplio o estrecho. Digamos que durante ese periodo de consolidación o lateralidad, ni los alcistas pueden con los bajistas ni viceversa. La tendencia lateral es necesaria, por tanto, para drenar las “expectativas” de los dos bandos y “tomar aire” en el proceso de continuación de la tendencia previa o “desinflarse” en un cambio de tendencia.

La evolución alcista del índice IBEX 35 desde los mínimos de Junio y Julio del 2012 ha tenido periodos (más o menos largos) de lateralidad, que han servido para reforzar y confirmar la tendencia alcista. Pero, ¿existe valor en un mercado lateral? A priori se podría pensar que no, sin embargo existen productos que dan rentabilidad precisamente en los mercados laterales, por lo que mientras dure el periodo de consolidación, la estrategia de comprar y mantener puede ser muy rentable.

Los productos de inversión más adecuados para invertir en los mercados laterales son los INLINE, que cuentan con una enorme aceptación en países como Alemania donde el mercado de Productos Cotizados está más desarrollado que en España. Se trata de Productos Cotizados en la Bolsa con liquidez garantizada durante toda la sesión, que dan el derecho a recibir un importe de liquidación fijo y conocido de antemano, de 10 euros en la fecha de vencimiento, llamado pay out, siempre que el Activo Subyacente (por ejemplo, el Ibex 35) cotice dentro de unos límites establecidos en el Rango del INLINE. Si el Activo Subyacente toca alguno de los límites del Rango en cualquier momento de la vida del INLINE, éste vence anticipadamente sin valor, con un importe de liquidación de cero euros.

Los INLINE tienen un Rango de precios con un límite superior y un límite inferior, por ejemplo: INLINE sobre Ibex 35 con rango 8.500 – 10.500 puntos y fecha de vencimiento el 20 de Diciembre de 2013. Los INLINE son, por tanto, adecuados para mercados que evolucionan dentro de un rango de precios que puede ser más o menos amplio.

El INLINE depende de la evolución de varios factores que afectan de forma simultánea a su precio y es, por tanto, más sensible a ellos a medida que el Activo Subyacente esté más cerca de alguno de los límites del Rango y que el vencimiento esté más próximo. Es decir, que los periodos propicios para la inversión en INLINE son aquellos en los que pase el tiempo y se produzcan descensos en la Volatilidad, dado que son situaciones típicas de los mercados laterales.

Teniendo en cuenta estas particularidades, la manera de invertir en los INLINE es exactamente la misma que la de cualquier otro Producto Cotizado: primero, conocer su funcionamiento; segundo, disponer de una cuenta de valores en un intermediario financiero; tercero, identificar el INLINE mediante el código de Bolsa o el código ISIN del producto, publicado en la página web www.warrants.com y, por último, introducir la orden de compra/venta, especificando el número de INLINE que se desea negociar y el precio al que se quiere hacer la operación.

Por lo demás, requiere de conocimiento y buen juicio. El inversor tiene que elegir el INLINE con una mayor o menor Rango y un vencimiento más cercano o lejano, en base al nivel de riesgo y potencial de beneficio que esté dispuesto a asumir. Y ahora, es un buen momento.

 

Lo más leído