Update del Schroder ISF Euro Equity: cambios en la cartera y visión de mercado de Martin Skanberg


El Schroder ISF Euro Equity es, actualmente, uno de los fondos de renta variable europea de referencia en el mercado español. El producto, que este año cuenta con las calificaciones Blockbuster y Consistente Funds People, lo timonea Martin Skanberg, quien en 2017 recibió el premio de mejor gestor de bolsa europea de manos de Morningstar. Si se compara la cartera actual del fondo con la de hace un año, el posicionamiento no ha cambiado demasiado.

La exposición del fondo a la tecnología es inferior después de que recortaran la asignación a la empresa de software SAP, que ha resultado muy rentable durante los últimos cinco años. “A nuestro parecer, su valoración ya se ajusta a la realidad y recientemente la firma ha realizado una cuantiosa adquisición que limita el margen de nuevas recompras de acciones. Ahora nos centramos en títulos tecnológicos de valor, como la cotizada suiza de semiconductores AMS y el proveedor de redes 5G Nokia”, revela.

Además de ello, el fondo ha mantenido una exposición considerable a oportunidades de reestructuración, con posiciones como Metsa Board y ThyssenKrupp, que sufrieron dificultades en 2018. “Los procesos de cambio en las empresas, como las reducciones de costes, y una mayor incidencia en la rentabilidad del capital y en la simplificación del negocio son poderosas herramientas de cara a generar valor para el accionista. Las empresas en fase de reestructuración tienen la oportunidad de ofrecer crecimiento y una revalorización del precio por acción independientemente del entorno general del mercado. La desventaja es que la implantación satisfactoria de este proceso puede llevar su tiempo y el mercado no se ha mostrado muy paciente últimamente”, explica el gestor.

Una posición relativamente nueva en el fondo es la protagonizada por Carrefour. “Este grupo de supermercados ha hecho frente a una competencia de precios voraz en su mercado de origen, Francia, pero existen indicios de que esta podría estar disminuyendo, con las propuestas para poner fin a las promociones de gancho comercial con precios por debajo del umbral habitual. Carrefour cuenta con una valoración reducida y está finalizando una etapa de inversiones en inmovilizado. Actualmente, prevemos asistir a una mejora en la generación de flujo de caja para respaldar su clasificación entre las diez primeras posiciones de la cartera”.

También incorporaron Ryanair, que ha acusado el riesgo relativo al Brexit, si bien –según Skanberg- debería sacar partido de la caída de los precios del crudo y de la mejora de las relaciones con su plantilla gracias a la firma de acuerdos con los sindicatos. “Hemos financiado estos movimientos con la liquidación de nuestra posición en LEG Immobilien. Se trata de un activo defensivo que arrojó excelentes resultados en el entorno de bajos rendimientos de la renta fija de los últimos años”.

Visión de mercado

Los mercados de renta variable de la eurozona se recuperaron en el arranque de 2019 de unas condiciones que Skanberg considera como de marcada sobreventa a finales del año pasado. “La cuestión es si se trata de un repunte a corto plazo o si resulta sostenible. No cabe duda de que se ha producido un cambio en cuanto a las políticas de los bancos centrales: la Reserva Federal ha aludido a la posibilidad de no realizar más subidas de tipos este año, mientras que el Banco Central Europeo también incidió en su flexibilidad”.

El ruido en el plano comercial también ha dado paso a un talante más optimista en las últimas semanas, un hecho que está contribuyendo a apuntalar la predisposición al riesgo. “Los segmentos cíclicos del mercado han experimentado una caída de sus valoraciones hasta niveles propios de una situación de recesión, y creemos que estas áreas del mercado son precisamente las que se podrían ver más favorecidas si mejora la confianza. También destacamos la posible actividad de fusiones y adquisiciones. Concretamente, los inversores de capital riesgo aplican un enfoque contrarian y buscan identificar empresas cuyas valoraciones se han tornado demasiado baratas”.

A su entender, la atención inmediata se centrará ahora en el Brexit y en las guerras comerciales. “Estas y otras cuestiones podrían seguir generando perturbaciones en los mercados bursátiles, aunque es posible que los precios ya descuenten este hecho”, afirma. Skanberg reconoce que existen numerosos riesgos. La cuestión es si ello justifica unos niveles de valoración extremadamente bajos. “No prevemos una recesión ni en Alemania ni en la eurozona en 2019, lo que nos lleva a adoptar una visión más positiva que el mercado sobre los activos de riesgo europeos”.

El gestor no invierte centrándose en países, sino que busca oportunidades en cuanto a ineficiencias de precios en títulos concretos. “Algunas partes del mercado bursátil europeo cayeron hasta lo que consideramos niveles de sobreventa a finales de 2018. Algunos sectores económicamente sensibles cotizan con unos PER muy bajos, mientras que muchos títulos defensivos se anotan cotas récord. Las cotizaciones de muchas empresas en segmentos como el de automoción y componentes de repuesto o el de embalajes parecen descontar actualmente una hipótesis extremadamente pesimista. Así, estos son los ámbitos que, en nuestra opinión, podrían resultar más rentables si la confianza mejora”.

Pone como ejemplo el sector de la automoción y los componentes de repuesto, que cotiza actualmente a un PER de 6,7 veces. “Esto contrasta con las 22,2 veces del sector de las bebidas, que a menudo se percibe como un activo refugio para los inversores defensivos cuando corren tiempos difíciles para la economía”, concluye el gestor de Schroders.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas