Update del JPM Global Income: rotando a renta variable y reduciendo en high yield


El JPM Global Income es uno de los fondos estrella de J.P.Morgan AM. Englobado en la categoría de mixtos globales flexible, este producto, denominado en euros y gestionado por Michael Schoenhaut y Talib Sheikh, ha generado desde su creación hace ahora justo cinco años una rentabilidad anualizada del 12,4% logrando asimismo ofrecer un reparto a lo largo de este periodo que se ha mantenido consistentemente entre el 4% y el 5%. Esto lo ha conseguido con una cartera diversificada en diferentes clases de activos a nivel mundial, tanto en bolsa, bonos como REITS. En el actual entorno, los pilares sobre los que los gestores cimentan la estrategia son dos: renta variable y high yield.

La renta variable es actualmente donde Schoenhaut y Sheikh ven las mayores oportunidades. Desde noviembre, el equipo ha ido elevando la exposición a esta clase de activo, que ya ocupa el 44,5% de la cartera. Los gestores delegan en los equipos de J.P.Morgan AM de renta variable global, europea y emergente que gestionan las estrategias de alta rentabilidad por dividendo la elección de los nombres. Los REITS es otra fuente importante de rentabilidad del fondo, dado lo elevadas de las tires. En este segmento de mercado, la mayor apuesta se centra en las titulizaciones hipotecarias, cuyo rating promedio es de B-.

En lo que respecta a la renta fija, el high yield es el activo que más ha contribuido en el pasado a la rentabilidad y a la renta del fondo. “Este fondo, que hoy presume de 5 estrellas por parte de Morningstar, invertía en sus inicios mayoritariamente en deuda con grado de inversión; luego este segmento del mercado fue desplazado por el high yield (40-50%), que se ha convertido en una fuente de yield muy importante. Ahora, la tendencia es que la deuda de alto rendimiento pierda peso en favor de la renta variable”, explica Manuel Arroyo, director de Estrategia de J.P.Morgan AM para Iberia. La duración del high yield se ha reducido ligeramente en los últimos meses, hasta los tres años, y el rating medio es de B+.

Entre las apuestas que también ocupan una parte importante de la cartera está el 6% que el equipo del JPM Global Income destina a la inversión en deuda pública periférica, donde continúan viendo valor. De hecho, los bonos del Tesoro español ocupan actualmente las primeras posiciones de la cartera. También destaca la aparición en la cartera de los bonos convertibles, que ocupan el 4% de la cartera. “Los emisores han pasado a emitir títulos con un cupón cada vez más atractivo. En este sentido, los convertibles se han convertido en una nueva fuente de rentas”. Los bonos convertibles con delta intermedia es donde encuentran las mejores oportunidades.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído