Unespa se muestra contraria al anteproyecto de ley de reforma fiscal


La Asociación Empresarial del Seguro (Unespa), presidida por Pilar González de Frutos, se muestra rotundamente contraria al anteproyecto de ley de reforma fiscal presentado el pasado viernes por el Gobierno de Mariano Rajoy.

En un comunicado emitido esta mañana, Unespa justifica su postura: “Son muchas las sospechas de que se haya quedado corto” en la consecución de las metas deseadas desde la propia Asociación, entre ellas “aportar financiación a nuestra economía y a nuestras finanzas públicas” y “apuntalar un sistema de bienestar personal y colectivo equilibrado, siempre con carácter complementario respecto de las prestaciones públicas y en el que los ciudadanos pudiesen contemplar su futuro económico con tranquilidad”.

“A la hora de poder autofinanciarse y de poder generar un bienestar colectivo suficiente, España tiene un problema de no menos de 300.000 millones de euros, y ésta es una masa de ahorro que difícilmente se generará con las medidas que ahora se anuncian”, critica Unespa, que centra su inconformismo en lo que se refiere al negocio de instituciones de inversión colectiva (IIC) en torno a tres puntos calientes.

Disminución de la aportación máxima: un sinsentido

Uno de los elementos que influye en la valoración de Unespa es la disminución de la aportación máxima anual a productos de previsión como fondos de pensiones y PPA. “De todos los colectivos afectados negativamente por esta decisión, el más impactado es, sin duda, el de las personas más próximas a la jubilación, que hasta ahora disfrutaban de un límite propio más elevado. Debe recordarse que, de forma casi simultánea a esta reforma, la Administración comenzará a informar a los ciudadanos por primera vez sobre sus expectativas racionales de pensión pública. No tiene mucho sentido informar a alguien de su futura pensión y, al tiempo, limitarle las posibilidades de completarla mediante el ahorro”, considera la Asociación.

El Plan Ahorro 5: insuficiente

Aunque el Plan Ahorro 5 parece diseñado para mejorar el ahorro popular, a juicio de Unespa, “no apuesta decididamente por el ahorro a largo plazo”. Sobre todo, se trata de “un problema que tiene que ver con que carecemos de mecanismos de pensión complementaria en el ámbito de las empresas que son comunes en el resto de la Europa a la que nos queremos parecer”.

Rentas vitalicias aseguradas: oportunidad perdida

Unespa se queja de que no se haya introducido ningún elemento adicional de fomento de las rentas vitalicias aseguradas, que “son la auténtica pensión privada complementaria y el sistema de cobro idóneo del ahorro acumulado, al garantizar un pago durante toda la vida del beneficiario”, opina la Asociación.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído