Una nueva estrategia dinámica de renta fija entra en el mercado español


Pioneer Investments ha registrado en España el Pioneer Funds-Dynamic Credit, concretamente las clases A, C e I de acumulación en dólares. Este fondo está gestionado por un equipo integrado por Michael Temple, director de Crédito de Estados Unidos, Andrew Feltus, gestor de las estrategias de high yield americano y global de la gestora y Chin Lui, analista cuantitativo. El universo de inversión son predominantemente emisiones de renta fija soberana y corporativa, tanto con categoría de inversión como emisiones de deuda de alto rendimiento.

Se trata de un fondo clónico de otro americano que ya cuenta con dos años de historia, que puede invertir en cualquier tipo de activo de renta fija y trata de aprovechar las oportunidades de inversión en cualquier tipo de mercado de crédito. Lo hace teniendo en cuenta las valoraciones, la volatilidad y el market timing. La selección de las emisiones, la distribución por tipo de activo y la construcción de la cartera son fruto de un proceso que combina el análisis fundamental y cuantitativo.

Puede utilizar una estrategia de cobertura para reducir la volatilidad y como medida de protección en mercados de renta fija con comportamientos extremos o muy volátiles. El objetivo del fondo es capturar alrededor del 75-80% de las subidas del mercado de high yield  cuando los diferenciales se están estrechando y proteger en las caídas cuando los spreads se están ampliando (recogiendo menos del 50% de la caída de este mercado), de tal forma que se mejore el ratio de información del fondo. El fondo tiene como umbral de rentabilidad batir al índice Libor dólar más 200 puntos básicos.

Este fondo se podría clasificar en un lugar intermedio entre los fondos tradicionales y los fondos de gestión alternativa, como fondos que cubren parcialmente la beta de mercado (partial beta hedging).

En opinión de Teresa Molins, responsable de Ventas de clientes institucionales de Pioneer Investments, puede ser un fondo interesante para el actual contexto de mercado. “La respuesta tradicional en un momento de mal comportamiento del mercado de deuda corporativa es mejorar la calidad crediticia media de la cartera o incrementar la exposición a renta fija soberana, pero en el contexto actual la primera opción puede dañar al fondo debido a los costes de transacción en un momento en el que la liquidez se está reduciendo en el mercado de crédito.

En cuanto a la segunda opción, puede no ser la buscada por aquellos gestores que no quieran ampliar la duración en los fondos de renta fija en los que invierten”. Según explica Molins, en el actual entorno hay que contar con un enfoque flexible capaz de adaptarse al entorno y cubrir el riesgo en parte.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído