Una nueva EAFI se convierte en agencia de valores: el caso de Pi Director


La EAFI vasca fundada por Ángel Larrauri, Alejandro Rodríguez y Juan Carlos del Río da un nuevo paso cuatro años después de su nacimiento. La firma, que estaba constituida bajo el nombre de Pi Asesores EAFI, cambia su denominación y su figura societaria a Pi Director AV. De esta manera,se une a Wealth Solutions y Arfina Capital como la tercera entidad de 2019 en pasar de EAFI a agencia de valores.

“Esta nueva figura societaria supone un importante paso para nuestro entorno. La decisión viene motivada por una petición expresa y continuada de los clientes que tienen contratado el servicio de asesoramiento en materia de inversión. Su objetivo es evitar demoras y cargas administrativas excesivas que pueden llegar a perjudicarles, ante el incremento de las dificultades planteadas por las entidades donde ejecutan las recomendaciones de inversión recibidas. La reiteración de esta petición por parte de los clientes actuales nos ha llevado a tomar la decisión de transformación en una agencia de valores con el fin de poder dar a nuestros clientes el servicio integral que nos están demandando” explica Ángel Larrauri, presidente de Pi Director A.V.

Además de la gestión de carteras, se seguirá ofertando desde la nueva sociedad el servicio de vigilancia y control patrimonial que es uno de los servicios que más demandan los clientes, destacan. Este servicio consiste en la elaboración de informes de inversión consolidados para clientes de elevado patrimonio que trabajan con diferentes empresas de servicios de inversión. 

“Nuestra filosofía se basa en la diversificación. Animamos a los clientes a contar con diversos gestores para cada porción del patrimonio, aprovechando así sus puntos fuertes y reduciendo el riesgo total de la cartera. Nos ofrecemos como una figura independiente, que monitoriza y compila la evolución de cada estrategia con datos homogéneos y comparables, facilitando información objetiva para la toma de decisiones estratégicas. Adicionalmente, contamos con nuestra propia metodología que, gracias a su baja correlación con los métodos tradicionales, permite estabilizar el patrimonio global del cliente” añade Alejandro Rodríguez, consejero delegado.

A cierre de 2018, la entidad contaba con una facturación cercana a los cuatrocientos mil euros. Dato que se espera que se incremente significativamente con las incorporaciones de personal clave a la nueva sociedad, señalan.

La entidad implementa una estrategia personalizada de inversión con el respaldo del modelo cuantitativo TaRSix. “Después de analizar series estadísticas en función de su rentabilidad histórica y su riesgo, TarSix evoluciona y se adapta para identificar y seleccionar los activos más rentables”, contextualiza la entidad. Sus principales características son la gestión activa, preservación de capital y control de riesgo. En el equipo de inversiones, además de Rodríguez como analista financiero, la firma cuenta con íñigo Beristain como analista de mercados.  

Bajo su formato anterior, la firma asesoraba para Credit Suisse Gestión una gama de cuatro fondos denominados CS Director Income, Growth, Flexible y Bond Focus, cuyo patrimonio conjunto asciende a los 60 millones de euros.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído