Una mirada oriental: actualización del Mirae Asset Asia Great Consumer


El Mirae Asset Asia Great Consumer es uno de los pocos fondos Consistentes que invierte en renta variable asiática, excluyendo Japón (no llegan a la quincena). Christopher Chen, gestor de carteras de clientes de Mirae Asset, explica la fórmula de esta gestora coreana para invertir en el continente.

El Mirae Asset Asia Great Consumer es un fondo de cartera concentrada, generalmente entre 40 y 50 compañías. “En el entorno macro actual, en el que suele ser difícil encontrar crecimiento, seguirá habiendo ganadores y perdedores en el mercado. Es por esto por lo que necesitamos ser selectivos con nuestra exposición”, indica Chen. Se trata asimismo de un fondo gestionado activamente, con un active share en torno al 80% y una rotación de activos del 75%.

Si bien el nombre del fondo hace referencia a la temática del consumo, un repaso a la exposición por sectores refleja la búsqueda de ideas menos obvias. “Creemos que el crecimiento del consumo asiático es la historia estructural más fuerte de las próximas décadas. Sin embargo, debido al cambio en la mentalidad de los consumidores y sus patrones de consumo, los consumidores han ido más allá de las industrias tradicionales”, aclara el gestor. 

Una de estas ideas fuera de la industria tradicional es el sector farmacéutico: “Los consumidores están prestando más atención a su salud. Nuestra exposición es principalmente a través de compañías farmacéuticas y operadores de hospitales en la región”, indica Chen.

Otro de los sectores que se benefician de la tendencia es el de la tecnología por su rápida penetración, como es el caso de las redes sociales. Otro ejemplo que pone Chen es el del comercio online, que pone bienes y servicios al alcance de áreas en las que antes las empresas no habían tenido éxito. “También estamos viendo un cambio en el comportamiento de los consumidores. En vez de buscar posesiones como bienes de lujo, están buscando de forma creciente experiencias como los viajes y el turismo”, detalla el experto.

Otro ejemplo claro de este enfoque es la exposición a empresas que hayan sido etiquetadas como de la “Nueva Economía” en China, que supone la mayor exposición por países del fondo (41%).  El gestor detalla que las inversiones se centran en compañías que basan su negocio en internet, comercio online, turismo, aseguradoras, protección del medio ambiente y algunos nombres del sector consumo. “Pensamos que las empresas fuertes con una ventaja competitiva sostenible dentro de estas áreas seguirán mostrando resistencia en sus beneficios y, por tanto, se comportarán mejor en el largo plazo”, resume. En cambio, el equipo gestor evita sectores vinculados a la “Vieja China”, como son los bancos o los fabricantes de materiales industriales. También es mínima la exposición a empresas exportadoras.

Chen insiste sobre la necesidad de estar muy pendientes a la evolución de los gustos de la emergente clase media asiática: “El crecimiento del consumo asiático continuará en el largo plazo, pero lo que consumen, cómo lo consumen y por qué continuará evolucionando. Es por esto que es necesario ser muy activos y selectivos al identificar a las compañías que se benefician de esta tendencia”.

Actualización del mercado asiático

Chen defiende que actualmente las valoraciones de empresas asiáticas tienen mucho atractivo, “especialmente para inversores con un horizontes de largo plazo”. Dicho esto, el experto advierte que es necesario “ser cautos con las trampas de valor”, es decir, ser muy selectivos con las inversiones. Sin embargo, supone un punto de ayuda para los gestores la alta dispersión de beneficios entre las compañías e industrias que se benefician de los cambios estructurales y las que no. “Por ejemplo, las empresas de la “Nueva China” que se benefician de la baja penetración del consumo están mostrando fuertes resultados de forma coherente. Por otra parte, muchos otros sectores de la “Vieja China” son áreas que están sufriendo y continuarán sufriendo, en nuestra opinión”, explica el gestor. Éste resume que “la dispersión es alta y seguirá siendo alta, por lo que es importante para los inversores ser selectivos con las compañías y áreas en las que invierten”.

También obliga a ser precavidos los altos niveles de volatilidad, que ha empeorado debido a la incertidumbre macro y los flujos de fondos de salida. “Por esta razón, es importante para los inversores que se centren en los fundamentales de las compañías, que ofrecen más visibilidad y no son tan volátiles como los datos macro”, concluye el representante de Mirae.

Empresas

Noticias relacionadas