Una mayor transparencia mejora la calidad de los mercados bursátiles europeos


CFA Institute ha presentado un estudio sobre la necesidad de transparencia de los mercados y la aplicación normativa en igualdad de condiciones en el fragmentado entorno de trading en los mercados de renta variable de Europa. El informe, que coincide con el cierre de la revisión de la Directiva MiFID sobre Instrumentos y Derivados de los Mercados Financieros, concluye que la transparencia hace los mercados más fuertes y eficientes, disminuyendo los costes de negociación para los inversores, fomentando la confianza y generando mayor actividad hacia los mercados organizados, recomendando además establecer un marco regulatorio común.

El estudio analiza la estructura de los mercados de valores europeos y el marco normativo de los diferentes ámbitos de trading (bilateral y multilateral), estudiando los requisitos de transparencia que se aplican a cada uno. El informe ha encontrado evidencias empíricas de que mayores niveles de transparencia se asocian a menores horquillas de negociación (bid-offer spreads), beneficiando al conjunto de los inversores al incrementar la transparencia de la actividad de trading.

Aunque las plataformas alternativas de negociación (dark pools) constituyen un pequeño porcentaje de la actividad general de trading (aproximadamente un 3%), existe todavía una cantidad significativa de operaciones que se llevan a cabo en mercados no organizados (over the counter –OTC-), y que sólo son transparentes una vez que las operaciones han sido ejecutadas. Como resultado, sólo el 54% de todas las operaciones de trading, en promedio, tienen lugar en los mercados organizados (lit markets).

Debido a los beneficios de aumentar la transparencia, el estudio recomienda reforzar la negociación en mercados transparentes, resaltando que el marco normativo debería apoyar ese objetivo. Y es que, el análisis de las medidas de transparencia en los cinco mercados clave Europeos analizados (Francia, Alemania, España, el Reino Unido y los Países Bajos) sugiere que altos niveles promedio de transparencia están correlacionados con horquillas de negociación más estrechas, y niveles estables de transparencia se correlacionan con horquillas estables. El estudio concluye que el nivel de transparencia en los mercados puede ayudar a mantener bajos los costes de negociación para los inversores, y reforzar la confianza de estos en los mercados. Además, en la mayoría de los meses observados, las horquillas de negociación se estrechan cuando las métricas de transparencia aumentan: cuatro de los cinco mercados europeos analizados en este estudio (con la excepción e Alemania) sostienen esta afirmación.

El estudio de CFA Institute identifica que no todos los mercados de trading en la UE están sujetos a las mismas reglas, por lo que se abren posibilidades al arbitraje regulatorio. Como consecuencia, no todos los inversores tienen acceso a los mejores precios del mercado.

Con el fin de reforzar los objetivos de transparencia mencionados, CFA Institute recomienda la adopción de dos medidas de política normativa: en primer lugar y a propósito de la estructura del mercado, se trata de fomentar mayores niveles de trading en mercados organizados y transparentes, y cortar la tendencia hacia la negociación en mercados no organizados y las plataformas alternativas de negociación (menos transparentes). En segundo lugar y a propósito del marco normativo, evitar el arbitraje normativo, es decir, facilitar la igualdad de condiciones aplicables a mercados con similares formas de negociación, tipos de órdenes y tamaños de órdenes, quedando sujetos a las mismas reglas de funcionamiento. Y es que un campo de juego desigual puede tener efectos adversos sobre la transparencia, ya que ciertas operaciones y mercados de negociación están sujetos a obligaciones legales diferentes. A su vez, la desigualdad regulatoria genera la actividad en mercados opacos, perjudicando al precio, la liquidez y la eficiencia del funcionamiento de las operaciones y los propios mercados.

Por todo ello, CFA Institute considera necesario un mayor debate sobre las políticas regulatorias en curso (MiFID).

 

Lo más leído