Una cartera de bonos flotantes con vencimiento en 2022, la última apuesta de CaixaBank AM en renta fija


Las oportunidades en renta fija son limitadas. Sin embargo hay activos que ofrecen cierto potencial de rentabilidad para algunas gestoras en los próximos años, como los bonos flotantes. Un activo en el que confía CaixaBank AM, quien acaba de registrar un fondo que tendrá, como mínimo, la mitad de la cartera en emisiones de tipo de interés variable o flotante.

El resto, en emisiones de tipo de interés con cupón fijo que serán transformados en cupón variable a través del uso de swaps de tipos de interés. Así lo indica el folleto informativo del fondo registrado en la Comisión Nacional del Mercado de Valores, documento que también señala que las emisiones tendrán vencimiento mayoritario dentro del año anterior o posterior a diciembre 2022.

Los emisores serán principalmente de la OCDE, aunque se permite tener hasta un 25% de la exposición en países emergentes. En cuanto a la calidad crediticia de los bonos, la gestora apunta que, en general, las emisiones de renta fija tendrán calidad crediticia media y que las de calidad baja no superaran en ningún caso el 50% del total del fondo. Respecto al riesgo divisa, se limita al 10% de la exposición total.

Para entrar a este vehículo, desde CaixaBank se exige un mínimo de inversión de 50.000 euros. Por otro lado, se fija una comisión de gestion y depositaria aplicada directamente al fondo del 0,27%. Asimismo, consideran un descuento a favor del fondo por suscripción del 1,25% sobre el importe suscrito a partir del próximo año.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído