Una caída brusca de China se convierte el mayor riesgo mundial que perciben los gestores


Los gestores comienzan a sobreponderar la renta variable frente a la renta fija y optan por hacerlo en mercados desarrollados más que en emergentes, según ha aumentado el miedo a una desaceleración brusca de la economía china, peligro que se ha convertido en el mayor riesgo mundial que perciben los gestores mundiales. Estas son las principales conlusiones de la última encuesta de BofA Merrill Lynch correspondiente al mes de junio, en la que participaron 248 gestores, con activos combinados por valor de 708.000 millones de dólares.

La confianza de los inversores ha crecido en el último mes, de manera que el 56% de los gestores creen que la economía mundial se fortalecerá a lo largo del próximo año, frente al 48% que lo pensaba un mes antes. La asignación a renta variable ha crecido de manera que un 48% de los responsables de asignación de activos están sobreponderados en este activo, frente al 41% de un mes antes.

De esta manera, lo que se ha dado por conocer como “la gran rotación” puede estar ya iniciándose y el 50% de los encuestados están infraponderados en bonos frente al 38% que lo estaba en mayo.

Pero mientras que la asignación a la zona euro y Estados Unidos ha crecido, la inversión en mercados emergentes ha disminuido hasta su nivel más bajo desde diciembre 2008: el 9% de está infraponderado en este activo frente al 3% de sobreponderación que se veía el mes anterior. Los inversores creen que una caída brusca de China es el mayor riesgo de cola, más que los miedos que hay sobre la eurozona o los bancos. De hecho, el 31% de los gestores cree que la economía china se debilitará en los próximos 12 meses, frente al 8% que opinaban así en mayo.

El segundo mayor riesgo que perciben los gestores actualmente es que la política monetaria que está llevando a cabo Japón (conocida popularmente como “abenomics”) no tenga éxito. Así, el 17% de los participantes estaban soprenderados en renta variable japonesa frente al 31% que lo estaba un mes antes.

La asignación a materias primas también ha tocado mínimos, con un 32% de los responsables de asignación de activos con posiciones de infraponderación.

En bolsa, comienzan a calar en los gestores destellos de optimismo respecto a Europa. El 6% de los partícipes en la encuesta mantienen posiciones de sobreponderación en renta variable de la zona euro. Además en mayo el 13% decía que la zona que más estarían dispuestos a infraponderar en el siguiente año sería la eurozona y ese porcentaje ha caído hasta el 1%. El 45% de los participantes europeos aseguran que esperan que la economía de la zona mejore en el próximo año.

Noticias relacionadas

Lo más leído