Una apuesta por la renta variable, la corona sueca y la volatilidad


La sección de banca privada de Barlays defiende un “optimismo prudente” y anima a mitigar los riesgos bajistas. Así, se muestra positiva con respecto a la renta variable, si bien cree que es mejor esperar a que baje la volatilidad para aumentar las posiciones, aconseja sacar partido de estos altos niveles de incertidumbre mediante productos apropiados y apuesta por alternativas al euro como las coronas suecas.

Aunque a principios de mayo desde Barclays Wealth redujeron la sobreponderación en renta variable en sus carteras modelo, en un horizonte a seis meses aún esperan que se imponga a otros activos y, en concreto, al efectivo. “Sin embargo, antes de incrementar la inversión, recomendamos esperar a que remita la volatilidad y mantener la ponderación completa en deuda pública de calidad de larga duración para conseguir cierta protección si el crecimiento se debilita”, afirman.

Incluso Kevin Gardiner, director de estrategia de inversión de EMEA, considera que “la reciente turbulencia de los mercados es excesiva dados los fundamentales de crecimiento económico y rentabilidad empresarial”. Por ello, aconseja a los inversores que no vendan de inmediato sus carteras de renta variable y que, en cambio, esperan a que se calmen las cosas", aunque esto suponga perderse las primeras ganancias generadas como consecuencia de la recuperación del mercado.

En proceso embrionario

Quizá esté empezando a ser un buen momento para, al menos, introducir la idea de invertir en el mercado de futuros, debido a los altos niveles de volatilidad actuales. Michael Crook, responsable de Barclays Wealth en Inversiones alternativas, y Lauren Ellberger, estratega del banco, advierten de que no existe ninguna garantía de que las inversiones en volatilidad continúen siendo una buena cobertura para las carteras de renta variable, pero la relación entre la volatilidad del mercado y la dirección del mismo parece claramente establecida. No obstante, afirman que “el desarrollo de vehículos de inversión eficientes y accesibles permitirá que una amplia gama de inversores hagan uso de esta relación para gestionar su propio riesgo de cartera”.

Alternativas frente al euro

Barclays Wealth prevé que la recuperación lenta y vacilante de la zona euro y la preocupación constante por los problemas estructurales a largo plazo de la región harán que el euro siga sufriendo presiones bajistas; por ello, recomendamos deshacer posiciones en euros frente a otras divisas europeas. En la actualidad, apostamos por la corona sueca, ya que esperamos que Suecia protagonice una recuperación relativamente fuerte, con lo que los tipos de interés subirían a final de año. Además, la moneda nórdica está barata en comparación con al euro, tanto según la media de los últimos diez años del tipo de cambio EUR/SEK como según la estimación de Barclays Wealth de su “valor justo” a largo plazo.

En cuanto a la evolución del dólar, Michael Sneyd, economista de divisas de Barclays Wealth, señala que, “aunque la economía estadounidense se recupera a ritmo rápido, presenta un gran déficit fiscal y las perspectivas de deuda están empeorando” y prevé que esta situación pese sobre el dólar estadounidense cuando se desvanezca la preocupación por la zona euro. Además, señala que “la fuerte caída del tipo de cambio EUR/USD en los últimos meses limita el espacio para nuevos descensos, especialmente más allá de los próximos meses”. Por ello, prefiere vender euros frente a monedas como la corona sueca y la libra esterlina, frente a las que parece “caro”, y no frente al dólar estadounidense.

Lo más leído