Un multiactivo conservador de Amundi


Para hacer frente al aumento de la volatilidad en todas las clases de activos y a los crecientes riesgos en el mercado de renta fija, un fondo conservador que invierta en diferentes tipos de activos puede ser una solución diversificadora que ayude a mitigar pérdidas durante las bajadas.

Esta es la propuesta de Amundi Asset Management para el complejo escenario actual, el fondo AMUNDI GLOBAL MULTI-ASSET CONSERVATIVE, un fondo multiactivo que gestiona activamente los riesgos de la renta fija - incluyendo duración, liquidez y riesgo de crédito - con un porcentaje de renta variable, dependiendo de las oportunidades de mercado. Encuadrado en la categoría VDOS de Mixto Conservador Global, es uno de los más rentables desde enero, revalorizándose un 8,74% en su clase A de capitalización en euros.

El fondo ofrece una alternativa multiactivo y conservadora a los inversores de bonos a través de una asignación flexible a diversos sectores de renta fija y una participación limitada en renta variable (máximo de 30%).  Se propone obtener rendimientos competitivos ajustados al riesgo utilizando un presupuesto de baja volatilidad que oscila entre el 5 y el 7%.  

Gestiona activamente duración y calidad crediticia desde su creación en mayo de 2013, en previsión del creciente aumento de los riesgos en el mercado de renta fija. El fondo es una versión diversificada globalmente, evolucionada a partir de un fondo multiactivos de bajo riesgo centrado en Europa, con una trayectoria de 32 años.

El equipo gestor lo integran 12 gestores de cartera y analistas que colaboran con la plataforma global y de análisis de Amundi Asset Management para buscar las mejores ideas de generación de alfa. Un equipo experimentado que gestiona 25.000 millones de euros en estrategias de asignación de activos y que construye la cartera usando un sistema propietario para presupuestar el riesgo, que busca reducir el riesgo de concentración y gestionar las bajadas.

El gestor principal del fondo es Francesco Sandrini, director de Balanced, Income and Real Return en Amundi Asset Management con amplia experiencia en inversión en múltiples tipos de activos. Francesco se incorporó a Pioneer Investments en Milán, antes de trasladarse a la oficina de Pioneer Investments en Dublín en enero de 2001 y a la de Múnich en 2009. Graduado en Economía por la Universidad de Bolonia, Francesco es Máster en Economía por la Universidad Bocconi de Milán y obtuvo un doctorado en Banca y Finanzas por la University College Dublin.

El proceso inversor se apoya en cuatro pilares fundamentales: 1) Estrategia Macro, su visión del mundo, a partir de las ideas del Grupo de Estrategia Macro 2) Cobertura Macro, frente a riesgos de los posibles escenarios, basada en las ideas de los Especialistas de Coberturas 3) Estrategias Satélite, buscando ideas diversificadas con baja correlación entre sí, a partir de las ideas de gestores de carteras y analistas y 4) Selección de Estrategias, fase en la que se seleccionan activos de alta calidad, con las ideas aportadas también por analistas y gestores.

En la Estrategia Macro, la beta se origina a partir de la Asignación Estratégica de Activos, cuyo objetivo es optimizar una asignación de activos a medio y largo plazo a través de técnicas y modelos cuantitativos, mientras que la generación de alfa es a partir de la asignación táctica de activos, representando el ‘riesgo activo’ en torno al que se definen las asignaciones óptimas. Un modelo propietario simula la evolución del precio de los activos a medio-largo plazo y la Asignación Estratégica de Activos se determina en base a la simulación de retornos de activos en el futuro, las características de riesgo de los activos, el perfil inversor y las directrices de inversión. Para cada una de las estrategias, se define el presupuesto de volatilidad ex-ante, el alfa esperado y la cifra media de estrategias.

La cartera final incluye entre sus mayores posiciones emisiones del Tesoro de Estados Unidos, US TSY 2.875% 08/28 (5,28%) US TSY 2% 11/23 (4,70%) y US TSY 2.875% 05/25 (2,78%) además del fondo cotizado sobre oro físico ETFS PHYS GOLD USD (3,92%) y del bono alemán DBR 1.25% 8/48 (2,74%). Según los últimos datos disponibles, un 58,20% está invertido en bonos, un 12,85% en renta variable y un 24,78% en liquidez. Por área geográfica, su mayor exposición en renta variable es en Norteamérica (6,38%) Mercados emergentes (2,76%) Eurozona (1,40%) y Japón (1,04). En renta fija y por tipo de emisor, los pesos se distribuyen entre Deuda de gobiernos (2,95%) Crédito (1,57%) y High Yield (0,23%) y, por país, en E.E. U.U. (26,55%) Italia (10,13%) Francia (6,47%) España (4,23%) y Portugal (1,68%).

Por rentabilidad, el fondo muestra una evolución superior por rentabilidad en los últimos cuatro años y durante 2009, batiendo al índice de su categoría en todos ellos. A tres años, registra un controlado dato de volatilidad de 2,91% y de 3,32% en el último año, situándose en ambos periodos entre los mejores de su categoría, en el quintil cinco. En este último periodo, su Sharpe es de 2,28 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 2,03%. La inversión en la clase A de capitalización en euros de AMUNDI GLOBAL MULTI-ASSET CONSERVATIVE no requiere una aportación mínima inicial, aplicando a sus partícipes una comisión fija de hasta 1,25% y de suscripción de hasta 4,50%, además de un comisión variable de 20% sobre resultados positivos entre el fondo y su índice de referencia.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China, las últimas noticias sobre el Brexit y los datos económicos recientes siguen causando intranquilidad en los mercados. En renta fija, la mayoría de las emisiones alemanas ofrecen rendimientos negativos, Austria ha emitido bonos a 100 años y Suecia y Alemania están considerando hacerlo.

Si los bonos del gobierno de alta calidad resultan tan atractivos para el inversor, incluso con rendimientos negativos, es porque los activos de mayor riesgo se espera que ofrezcan retornos aún menores. El temor a una posible recesión en Estados Unidos y un estancamiento en la economía europea está haciendo que los inversores busquen ‘minimizar’ riesgos respecto a activos con mayor nivel de riesgo como high yield, crédito y renta variable, que no parece que aun reflejen los posibles riesgos a la baja a los que podrían verse sometidos. Un entorno en el que AMUNDI GLOBAL MULTI-ASSET CONSERVATIVE es una alternativa a considerar.

El fondo muestra una positiva evolución por rentabilidad en los últimos tres años, respecto a una muy controlada volatilidad, que lo sitúa entre los cinco menos volátiles de su categoría, dentro del grupo de fondos con mayor calificación, haciéndose merecedor de la calificación cuatro estrellas de VDOS

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas