Un mixto conservador de Abaco Capital, que destaca por la sostenibilidad de sus retornos


TRIBUNA de Paula Mercado, directora de Análisis de VDO, sobre el fondo Ábaco Renta Fija Mixta Global, fondo con la calificación Consistentes Funds People.

La corrección vivida en el mercado durante el primer trimestre del año, la amenaza de una posible guerra comercial entre las dos mayores potencias económicas y las incertidumbres geopolíticas, todo ello en el marco de la subida de tipos en Estados Unidos, por parte de la Fed, han influido en el ánimo inversor. Los inversores buscan opciones a la renta variable, en un mercado donde la renta fija continúa ofreciendo retornos mínimos, con los fondos mixtos como los grandes receptores de aportaciones netas, por valor de 7.566 millones de euros.

De este tipo de fondos, la categoría VDOS de Mixto Conservador Global ha sido la más demandada, sumando a 30 de abril entradas netas de 4.164 millones de euros. Su exposición a renta variable no excede el 35% de la cartera, incluyendo activos de emisores de países de la OCDE, denominados en divisa distinta al euro.

De los fondos de gestoras españolas encuadrados en esta categoría, la clase I de Ábaco Renta Fija Mixta Global destaca por la sostenibilidad en los retornos obtenidos en los últimos tres periodos anuales. A tres años, su rentabilidad es de 7,60%, consiguiendo batir al índice de su categoría en 2016, 2017 y 2018.

Ábaco Capital lanzó este fondo como continuación de la estrategia iniciada en 2008 con Arenberg Asset Management SICAV. Como en todos sus vehículos de inversión, la gestora utiliza un enfoque basado en el análisis profundo de compañías. El objetivo del proceso es encontrar activos que ofrezcan valor y que estén cotizando a un descuento importante. Como todos los gestionados por Ábaco Capital, sigue una filosofía de inversión value aplicada a toda la estructura de capital de la empresa.

En la deuda de las compañías incluidas en su cartera, siguen un disciplinado proceso de análisis de crédito para evitar impagos. El mandato del fondo permite invertir hasta un 30% en renta variable y el resto en bonos y liquidez. Adicionalmente puede tener hasta un 50% de exposición a divisa no euro.

La estrategia de Ábaco Renta Fija Mixta Global está diseñada para inversores conservadores. Busca proteger el capital y obtener una revalorización superior a la inflación más dos puntos porcentuales, en periodos como mínimo de tres años.

Los principios de inversión de Ábaco Capital son sencillos: 1. Pensar a largo plazo, lo que significa que miden sus inversiones a un mínimo de cinco años en renta variable y de tres años en renta fija; 2. Estilo value, que implica que únicamente invierten en empresas cuando ofrezcan un buen descuento sobre su valor intrínseco y que aporte un margen de seguridad a cada una de las inversiones de la gestora. El análisis en que se basa la selección de valores en propietario, evitando las predicciones. Solo invierten en empresas que entienden bien y superan los criterios cualitativos y cuantitativos de la gestora.

El equipo gestor está formado por Pablo González, gestor principal, dos analistas senior y uno junior. Pablo cuenta con una experiencia de más de 25 años como director ejecutivo y gestor de fondos en Nueva York, Londres y Madrid, en entidades financieras internacionales de primer nivel. En 2007,  Pablo funda Ábaco Capital con José Costales. Ábaco es una gestora independiente en la que ambos socios coinvierten y que ofrece fondos mixtos y flexibles con una filosofía value. Pablo es ingeniero agrónomo y MBA por el IESE.

El proceso de inversión se apoya en tres pilares. El primero, al que dedican la mayor parte del tiempo, consiste en analizar empresas para comprarlas baratas.  Uno de sus diferenciadores es que, al analizar un emisor, consideran toda su estructura de capital. Por ejemplo, si analizan emisiones de bonos convertibles de un emisor, analizarán también si hay deuda senior, deuda subordinada o acciones, con el objetivo de ver cuál es la parte más interesante para invertir, considerando los precios a los que cotiza y en función de su opinión sobre la calidad de la empresa.

A continuación, se toman las decisiones de gestión, en las que todo el equipo decide las posiciones que integran la cartera, en base al análisis ya realizado y a lo atractivo de su valoración. Por último, dedican una parte de su tiempo a identificar cuáles son los riesgos más importantes que aprecian en el mercado y cómo pueden afectar a su cartera. Si ven que el efecto que pueden tener es importante y pueden encontrar coberturas que no sean demasiado caras, las toman para cubrir esos efectos.

Al final de este proceso, se tiene una cartera concentrada, de entre 20 y 25 ideas de renta fija y la misma cantidad de renta variable, bien seleccionadas, pensadas a largo plazo, con la consideración adicional de que los riesgos percibidos como más importantes están cubiertos. Entre las mayores posiciones en su cartera encontramos bonos de la naviera estadounidense Teekay 5% 2023 (5,83%) de la suiza del sector de alimentación Aryzta 3,50% 2020 (3,87%) y de la estadounidense Icahn 6.25% 2022 (3,69%). En renta variable, incluye acciones del holding canadiense Fairfax (3,85%) y de la ya mencionada de Estados Unidos Teekay (3,52%).

Aunque la selección de valores es individual, sin consideraciones por sector, capitalización o geografía, las mayores ponderaciones por sector en su cartera corresponden a holdings (17%) financiero (15%) industria (12%) energía (7%) y farmacia (4%). El fondo cuenta con un patrimonio global bajo gestión de 105 millones de euros, a cierre de abril.

La evolución histórica de la cartera del fondo muestra una positiva evolución por rentabilidad que lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2016, 2017 y 2018, batiendo al índice de su categoría durante 2014. A tres años, su volatilidad es de 5,33% y de 3,45% en el último año, periodo en que registra una Sharpe de 0,55 y un tracking error, respecto al resto de fondos de su categoría, de 2,55%. La suscripción de la clase I de Ábaco Renta Fija Mixta Global requiere una aportación mínima de 500.000 euros, aplicando una comisión fija de 0,70% y de depósito de 0,10%, además de una comisión variable de 5% sobre resultados anuales positivos del fondo. El fondo dispone también de una clase para inversores individuales.

En opinión del equipo gestor, 2018 ofrece un panorama que en principio se presenta optimista: crecimiento económico sincronizado en varios mercados e inflación moderada. De los principales riesgos en el horizonte, para ellos resultan destacables los efectos de las políticas monetarias de la Reserva Federal y el Banco Central Europeo, teniendo en cuenta que, a partir del verano de 2018, la retirada de bonos por parte de la Reserva Federal está prevista que sea superior a las compras del BCE;  se perciben también posibles aumentos de salarios, consecuencia de la disminución de tasas de desempleo en EE.UU., y valoraciones altas, con el posible contagio de correcciones desde la renta fija a la renta variable.

Ante la probabilidad de que ocurran estos riesgos mantienen como estrategia: 1.- Reducir el plazo medio (duración) de los bonos que tienen en la cartera. 2.- Mantener la cobertura de la duración con venta de futuros de bonos de gobierno europeos, en los plazos largos de la curva. 3.- En renta variable, por la exposición que tienen a EE.UU. o economías ligadas al dólar, cubriendo ligeramente con el S&P.

La positiva y sostenida evolución del fondo en los últimos tres periodos anuales, respecto a la volatilidad incurrida, hacen a este fondo merecedor de la calificación cinco estrellas de VDOS.

ABACO_RENTA_FIJA_MIXTA_GLOBAL_FI

Para información más detallada, ver ficha adjunta.

Archivos adjuntos

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente