“Un menor apetito por el riesgo podría disparar el interés por deuda pública triple A”


La decisión de Standard & Poor’s de arrebatarle a Francia y a Austria la máxima calificación crediticia confirma lo que, según Pictet Asset Management, ya estaba ampliamente aceptado: que, a raíz de la crisis de deuda, los mercados de deuda pública de países desarrollados se han convertido en un lugar más arriesgado para invertir. En este sentido, “un nuevo descenso del apetito por el riesgo podría dar lugar a un rally de los bonos de los países que aún conservan la triple A”, entre los que se encuentran Alemania, Reino Unido, Suecia o Canadá. 

 

Según señala la gestora suiza en un informe, es probable que los inversores tengan que afrontar una mayor volatilidad en los mercados durante las próximas semanas, sobre todo en lo que respecta a la deuda pública y a los bonos con grado de inversión. Del mismo modo, “aún no está claro hasta qué punto afectará la decisión de S&P a la categoría crediticia de los deudores cuasi-soberanos o corporativos”. 

 

En opinión de Frédéric Salmon, gestor del Pictet Euro Corporate Ex-Financial, la deuda de empresas no financieras y deudores de calidad debe seguir ofreciendo rentabilidades estables gracias a sólidos fundamentales, ausencia de re-apalancamiento y mayor liquidez. “A pesar de la volatilidad, estas empresas han tenido acceso a financiación en los mercados de capitales, en muchos casos para ampliar maduraciones y reemplazar líneas de crédito bancario”. 

 

Aunque entidades financieras, deuda con calificación BBB- y emisores de Estados periféricos parecen ofrecer primas de riesgo muy atractivas, su evolución será muy volátil e irá en función de las noticias que se vayan conociendo sobre el futuro de la Eurozona, donde el principal riesgo existente son las rebajas de calificaciones de la deuda soberana, afirma Salmon.

 

En lo que respecta a los emergentes, Pictet AM ve probable que la deuda de estos mercados quede “relativamente aislada, aunque vulnerable a una posible disminución del apetito por el riesgo”. Mayor importancia le da la gestora a la rebaja de la perspectiva para la deuda sudafricana por parte de Fitch. Simon Lue-Fong, director de deuda emergente, pide “cautela” a corto plazo ante el riesgo que suponen los problemas de Europa, la desaceleración del crecimiento mundial y la inquietud que genera el sector financiero. 

 

Pero… ¿cómo ha afectado la rebaja de calificación aplicada por la agencia de medición de riesgos a los gestores de renta fija de la firma helvética? El equipo de inversión de Pictet AM responde. Conozca cuáles son sus opiniones a través del siguiente enlace.  

Lo más leído