Un informe de CNMV apoya una mayor supervisión de los fondos cotizados


"Resulta necesario reforzar la supervisión del sector de ETF", ante riesgos como el de contrapartida de los fondos cotizados que utilizan derivados OTC y préstamo de valores y también ante la aparición de ETF sobre activos como materias primas o valores de poca liquidez. Lo dice CNMV en su informe “Fondos cotizados: características y desarrollos recientes”, elaborado por Carlos Aparicio Roqueiro y Francisco Javier González Pueyo, pertenecientes al Departamento de Estudios, Estadísticas y Publicaciones del supervisor.

 

Eso sí, el informe subraya que la preocupación suscitada entre las autoridades no se debe a tanto a la naturaleza de los ETF como a la tendencia a “utilizar estrategias de estructuración que podrían generar los problemas mencionados anteriormente”. En ese sentido, los autores matizan que la mayoría de los riesgos descritos están también presentes en otros productos financieros.

 

El informe, incluido dentro del último boletín trimestral del supervisor, correspondiente al cuarto trimestre de 2011, concluye que si bien el patrimonio de los fondos cotizados ha crecido en los últimos años gracias a las ventajas que presenta para los inversores, también existe una “creciente complejidad de las estructuras utilizadas por las gestoras para replicar las rentabilidades de referencia”. Una complejidad también derivada de la ampliación de la gama de activos incluidos en los índices, entre cuyos componentes se cuentan valores de poca liquidez y materias primas.

 

Por ello, los autores del informe afirman que, “con el objeto de identificar posibles aspectos del diseño de los fondos cotizados o de sus prácticas que pudiesen incidir negativamente en la protección de los inversores y en la estabilidad financiera”, es necesaria una mayor supervisión del sector a través de mecanismos que mitiguen estos problemas. “Cualquier iniciativa en este sentido debería respetar, y si es posible potenciar, las características beneficiosas de estos productos para sus clientes”, comentan.

 

Riesgo de contraparte y préstamo de valores

En su opinión, la industria ha de abordar “el tratamiento y, en su caso, la limitación de la comercialización a minoristas de los fondos cotizados con estructuras excesivamente complejas, además de incrementar la información y la transparencia sobre políticas de inversión y gestión que supongan la asunción de riesgos con las contrapartes”. Así, como fuente de riesgos potenciales, señala el riesgo de contrapartida de los fondos cotizados que utilizan derivados OTC y préstamo de valores. El primero de ellos típico de los ETF que utilizan réplica sintética y el segundo, de los de réplica física.

 

“Las reformas en las infraestructuras de los mercados de derivados OTC iniciadas en EEUU y Europa, que incluyen la liquidación en cámaras de contrapartida central de los contratos con mayor nivel de estandarización y el reforzamiento de la gestión bilateral de las garantías, deberían reducir el riesgo de contraparte”, concluye con respecto al primer riesgo. El informe recuerda que todos los fondos aprobados en Europa bajo la Directiva UCITS tienen limitado el riesgo de contrapartida frente a cada entidad al 10% del valor de su patrimonio, circunstancia que acota posibles efectos sistémicos y limita el nivel de riesgo asumido por los inversores.

 

Los autores también analizan el papel que algunos de los ETF estructurados puedan jugar en la provisión de liquidez a las entidades de crédito que actúan como contraparte de los contratos OTC utilizados por dichos fondos. “La entrega de garantías en forma de activos ilíquidos puede haber actuado en algún caso como un recurso para la obtención de liquidez por parte de las mismas pero, en situaciones de estrés de mercado, este mecanismo puede reducirse rápidamente y suponer un elemento de transmisión dentro del sistema bancario”, explican.

 

ETF sobre materias primas y valores poco líquidos

El informe también menciona los fondos cotizados sobre materias primas y empresas de menor capitalización y liquidez como fuente de riesgos. “Para estos valores subyacentes, es posible que a corto plazo los precios de algunos ETF influyan considerablemente en los precios de estos activos, si aquellos son una parte importante de su mercado, y no solo al contrario, como cabría esperar. Por ello, es necesario que tanto las gestoras como los supervisores lleven un estrecho seguimiento del volumen y composición del patrimonio de los fondos y sus efectos sobre la liquidez de los mercados de los activos subyacentes, para evitar potenciales perturbaciones en la formación de precios”, concluyen los autores.

 

Fuente: CNMV

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas