Tags: Alternativos |

Un global macro flexible, de J.P. Morgan AM


TRIBUNA de Paula Mercado, directora de análisis de VDOS.

El impacto global de la pandemia de coronavirus ha cambiado completamente las expectativas de inversión para 2020. La intervención de gobiernos y bancos centrales pueden servir de apoyo a las empresas y a las familias afectadas y facilitar una recuperación económica, pero el escenario ha cambiado radicalmente. La implicación más clara en lo que a la inversión se refiere es que, ahora más que nunca, es esencial una cartera bien diversificada, tanto por área geográfica como por tipo de activo.

Si bien los bonos soberanos han resistido el pronunciado descenso del mercado, es difícil esperar mayores subidas de este tipo de activo, a menos que los bancos centrales se muestren decididos a no llevar los tipos de interés a terreno negativo. Teniendo esto en cuenta, los inversores pueden considerar activos diversificadores alternativos, como fondos global macro.

La incorporación de una estrategia alternativa global macro a una cartera complementa las estrategias tradicionales long-only tanto de renta fija como de renta variable. Al incorporar estrategias alternativas a la asignación de activos clásica, se incrementa la rentabilidad ajustada por riesgo de la cartera.

Esta es la propuesta del fondo JPM GLOBAL MACRO OPPORTUNITIES de la gestora J.P. Morgan Asset Management, que en su clase I de acumulación, con cobertura en dólares, gana un 6,09% por rentabilidad desde comienzos de año, uno de los de mejor comportamiento de la categoría VDOS de Gestión Alternativa en este periodo.

Se propone como objetivo lograr una apreciación del capital superior a su índice de referencia, el ICE 1 Month EUR LIBOR Hedged to USD, invirtiendo principalmente en valores a nivel mundial, utilizando derivados cuando proceda.

Se gestiona activamente, sin limitaciones respecto a su índice de referencia, invirtiendo principalmente en renta variable, índices de materias primas, convertibles, deuda, divisas y efectivo o equivalentes, bien directamente o a través de derivados. Los emisores de estos activos pueden estar ubicados en cualquier país, incluyendo mercados emergentes. Puede también invertir en emisiones de deuda con calificación crediticia inferior a grado de inversión, o sin calificación, y en acciones A-Shares de China, a través de los programas bursátiles Connect de la Bolsa China-Hong Kong.

Su proceso de inversión se basa en análisis macroeconómico para identificar temas y oportunidades de inversión global. Con un enfoque flexible, se propone beneficiarse de tendencias globales y cambios en activos tradicionales y no tradicionales. La gestión de riesgo, completamente integrada, proporciona un detallado análisis de la cartera.

El gestor del fondo es Shrenick Shah, director del equipo de Estrategias Macro de J.P. Morgan Asset Management, con base en Londres. Incorporado a la gestora en septiembre de 2010, con anterioridad formó parte del Departamento de Renta Variable de Deutsche Bank y Credit Suisse. Shah obtuvo su Licenciatura en Econometría y Economía Matemática por la London School of Economics.

El fondo JPM GLOBAL MACRO OPPORTUNITIES busca explotar las ineficiencias de los mercados por una valoración errónea de tendencias macro y cambios (como ciclo económico, políticas gubernamentales y de bancos centrales) y cambios demográficos, con el fin de lograr un retorno positivo en diferentes entornos de mercado. El equipo de inversión de Estrategias Macro determina un conjunto de temas macro, que pueden ser seculares o cíclicos, globales o regionales, y capturan las tendencias y cambios clave que están sucediendo en el mundo actual.

Las conclusiones del equipo quedan reflejadas en las estrategias seleccionadas a partir de un amplio conjunto de oportunidades, con potencial de soportar exposiciones largas y cortas, manteniendo la capacidad de ajustar la cartera con gran flexibilidad cuando el panorama macro y el entorno del mercado cambian. La consideración del riesgo es fundamental para el enfoque de inversión, incluyendo la integración de riesgos ambientales, sociales y de gobernanza (ASG).

Las cinco estrategias principales por contribución de riesgo, según datos a 31 de marzo 2020, corresponden, en renta variable, a posiciones cortas en compañías estadounidenses de gran capitalización (8,40%) a Tecnologías de la Información (software y servicios) (5,20%) Utilities europeas (2,10%) y empresas sanitarias globales (1,10%) y, en divisas, posiciones cortas sobre dólar y largas sobre yen (1,10%). Los sectores de renta variable con mayor exposición neta, a la misma fecha, son Utilities (5,60%) Tecnologías de la Información (3,50%) Consumo discrecional (3,20%) Financiero (1,20%) y Salud (0,20%).

Con un patrimonio bajo gestión de 4.030 millones de euros, el fondo se posiciona entre los más rentables de su categoría, en el primer quintil, durante 2018 y 2020, dos años particularmente difíciles en los mercados, batiendo al índice de la categoría en que se encuadra durante 2016 y 2017. A tres años, registra un dato de volatilidad de 6,16% y del 7,67% en el último año. En este último periodo, su ratio Sharpe es de 1,26 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 8,90%. La clase I de acumulación, con cobertura en dólares, requiere una aportación mínima de 10 millones de dólares (aproximadamente 9.165.000 euros), aplicando a sus partícipes una comisión fija de 0,60%. Cuenta con una clase A en euros, que requiere una aportación mínima de 35.000 dólares (aproximadamente 32.077 euros) y aplica una comisión fija de 1,25%.

La pandemia del COVID-19 ha sido el catalizador de una recesión global, cuya profundidad y duración son desconocidas. El equipo gestor mantiene una postura cautelosa, con baja exposición neta a renta variable, un enfoque en compañías de alta calidad, exposiciones de divisas defensivas y estrategia larga en oro. Siguen siendo flexibles para ajustar el posicionamiento en el caso de cambios macro. Junto con los indicadores de actividad de alta frecuencia, continúan haciendo un seguimiento cercano respecto a los tests llevados a cabo sobre el virus y los casos por país, la duración de las medidas de confinamiento y cualquier otra indicación de la estrategia de salida de este confinamiento, así como de la evolución de posibles soluciones médicas.

La evolución del fondo por rentabilidad respecto al riesgo asumido, medido por su volatilidad, en los últimos tres años, hace a la clase I con cobertura en dólares de JPM GLOBAL MACRO OPPORTUNITIES merecedor de la calificación cinco estrellas de VDOS.

Profesionales
Empresas

Lo más leído