“Un fuerte rally del mercado de high yield está aún por venir”


“El mal comportamiento registrado recientemente por el mercado de high yield ha generado claras oportunidades de compra dentro de esta categoría”. Así al menos lo cree Ben Nickoll, gestor del GLG Ore Hill de Man GLG, quien se muestra convencido de que “esta clase de activos resulta muy atractiva en comparación con las acciones”. En su opinión, los bonos de alta rentabilidad representa un híbrido entre el mercado de renta fija y el de renta variable, “que sin embargo cuenta con la ventaja de generar rentabilidad al mismo tiempo que es capaz de ofrecer cierta protección frente a las potenciales caídas del mercado”.

En un artículo publicado por el gestor, Nickoll asegura que “el actual entrono de ralentización económica favorece a esta clase de activos frente a las acciones”. Para demostrar su teoría, el experto echa mano de datos históricos. Desde 1990, ha habido nueve trimestres en los que el crecimiento económico de Estados Unidos se situó por debajo del 1%. En seis de esas nueve ocasiones, el mercado de high yield batió a la bolsa, situándose de media 2,2 puntos por encima, señala el experto. “La rentabilidad que ofrece esta clase de activo resulta muy atractiva frente a lo que ofrece la deuda pública estadounidense o los bonos con grado de inversión”.

A su juicio, el inversor debería tener en cuenta que corre el riesgo de quedarse fuera de una fuerte subida del mercado. “Mientras que el inversor permanece cauteloso, estamos empezando a ver señales que apuntan hacia una recuperación de esta clase de activos”, asegura Nickoll. En este sentido, el gestor espera un rally mucho más pronunciado del mercado de high yield. Pero, ¿por qué mercado apostar? El gestor de Man GLG afirma que los atractivos fundamentales de las empresas estadounidenses, el entorno macroeconómico y la escasez de alternativas hacen de Norteamérica el mercado más interesante en estos momentos.

Lo más leído