Un ETF que acerca el sueño de la robótica a los inversores


Los lectores habituales de mis análisis ya sabrán que soy muy alcista en este siglo, y que uno de mis principales temas de inversión es la robótica y la automotización, junto con la inteligencia artificial (IA). Es probable que esta industria acabe transformando profundamente nuestra sociedad, y que los inversores que quieran apostar a largo plazo en esta tendencia tengan un bonito porvenir.

Hace poco, mi compañero Torben Kaaber, CEO de nuestra oficina de Londres, me mostró un artículo sobre la robótica que trataba sobre algunas formas de invertir en el sector. El artículo mencionaba un nuevo fondo negociable en el mercado (ETF) que pretende hacer hincapié en la exposición a la robótica y la tecnología del sector de la automotización. Bajo mi punto de vista, se trata del lanzamiento más importante de un ETF en los últimos años para los inversores a largo plazo. Desde muchos puntos de vista, supone un punto de inflexión importante para la industria.
ROBO-STOX —el nuevo ETF más intrigante de 2013.

El artículo menciona la bienvenida que dio el NASDAQ el pasado mes de noviembre el primer índice de acciones del sector de la robótica de la historia que permitió a un robot tocar la campana por primera vez. Prácticamente a la vez, se lanzó un ETF denominado ROBO-STOX con una inversión en cerca de 77 acciones de todo el mundo. En algo más de tres meses, el ETF ha recaudado 82 millones de dólares en activos, una cifra impresionante para el lanzamiento de un ETF, y ha experimentado una subida del 5% (ver gráfico).

Precio de la acción del ETF ROBO desde el lanzamiento

¿Qué tenemos que ganar invirtiendo en el ETF ROBO? En la siguiente tabla vemos las 10 principales posiciones. Keyence desarrolla y comercializa sensores e instrumentos de medición empleados en el sector de la automotización. Intuitive Surgical diseña sistemas quirúrgicos que mejoran el potencial de los cirujanos, mientras que Cognex desarrolla sistemas de visión artificial empleados para automatizar los procesos de fabricación. iRobot desarrolla robots militares y robots domésticos para aspiradoras automáticas; además es una de las compañías de robótica que mencioné en octubre de 2013, en mi análisis sobre cómo posicionarse en el mundo de la robótica.

En la tabla vemos también que los inversores están pagando el doble del precio de los beneficios futuros a 12 meses antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (EBITDA), en comparación con la valoración actual del S&P 500. Este es el precio que los inversores tienen que pagar para tener el futuro en sus manos, y sé cualquier inversor avezado lo percibiría como caro. Pero si tenemos en cuenta la oportunidad del potencial de crecimiento, se trata de un precio razonable.

La robótica y la automotozicación ofrecen oportunidades impresionantes

El ETF ROBO está replicando el índice de robótica del NASDAQ, cuyos resultados se remontan a 2002. En el periodo de 12 años del índice, el retorno total ha sido del 23 por ciento anualizado, en comparación con el 9,2 por ciento anualizado del Índice de Rendimiento Total del S&P 500 (ver gráfico). Lógicamente, un rendimiento histórico no es una garantía de rendimiento futuro.

Los inversores interesados en la tecnología robótica no deberían centrarse mucho en el pasado, sino mirar al futuro. ¿Creemos que la robótica será un sector potente? ¿Si es así, qué probabilidad hay de que 2014 vaya a ser el año de la robótica, como 1980 fue el año del ordenador personal? Pues en lugar de centrarnos en Microsoft y Apple, deberíamos apostar entonces por Keyence, Cognex, iRobot, KUKA and 3D Systems.

Noticias relacionadas

Lo más leído