“Un enfoque sin restricciones evita tener que buscar ingresos a cualquier precio”


El apetito de los inversores de todo el mundo por encontrar soluciones que ofrezcan ingresos diversificados y sostenibles en un entorno de débil crecimiento económico y bajos tipos de interés se ha vuelto cada vez más evidente. “Nunca antes la búsqueda de rendimiento había sido tan importante y tan difícil como en este contexto de bajo crecimiento prolongado. Con los tipos de interés en mínimos históricos y los rendimientos de la deuda pública en niveles no vistos desde la Gran Depresión, parece lógico que las fuentes convencionales de rendimiento estén disminuyendo”, afirma Carla Bergareche, directora general de Schroders en España y Portugal.

En su opinión, el envejecimiento de la población, la reducción de las pensiones estatales y otros factores hacen más llamativa esta necesidad de ingresos recurrentes. La solución que proponen en la entidad a este problema es el Schroder ISF Global Multi-Asset Income, fondo que ofrece una generación de rendimiento global y flexible, combinada con los beneficios de diversificación que aporta la inversión en una cartera multiactivo y que acaba de alcanzar los 623 millones de dólares en activos bajo gestión tan sólo nueve meses después de su lanzamiento, tras captar flujos procedentes de Asia, Europa, Oriente Medio y Sudáfrica.

El fondo -cuya finalidad es proporcionar ingresos de forma regular invirtiendo en las oportunidades más atractivas de distintas clases de activos, regiones y sectores- está gestionado por Aymeric Forest e Iain Cunningham. El objetivo es repartir un 5% anual en pagos mensuales (participaciones denominadas en dólares estadounidenses) o trimestrales (participaciones en euros), con una rentabilidad total esperada del 7% anual durante un ciclo completo de mercado. Para Aymeric Forest, gestor del fondo, el enfoque sin restricciones evita tener que buscar ingresos a cualquier precio.

“Actualmente, apostamos por los sectores de los servicios públicos, farmacéutico y de las telecomunicaciones en Japón y en los mercados emergentes. En el segmento de renta fija, diversificamos nuestras inversiones alejándonos de la deuda pública e invirtiendo en bonos corporativos de los mercados latinoamericano y europeo, dados el bajo nivel esperado de tasas de impago y la mejora del crecimiento de los créditos al consumo. Nuestro enfoque flexible nos permite centrarnos en proporcionar ingresos regulares”, asegura el experto.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído