Un difícil equilibrio


Para tratar de explicar de una manera simple la situación económica vamos a tratar de contestar a tres cuestiones macro que son a nuestro juicio los hilos que sostienen la compleja tela de araña que conforma la economía mundial. Si uno de esos hilos se rompe esta se viene abajo.

Comenzando por Estados Unidos. ¿Podrá la Economía sostenerse después del Quantitative Easing Parte II?. Estamos ya en campaña electoral y hay que señalar que ningún presidente en Estados Unidos ha sido reelegido con un paro en niveles del 7,2%. El efecto del patriotismo post Bin Laden ya ha quedado atrás y la Economía Norteamericana será el factor determinante de cara a las elecciones. El sector de la construcción sigue deprimido con más de diez millones de casas vacías. Esto es un punto muy importante porque si estudiamos un poco más en detalle los datos del paro podemos observar, y permítanme el anglicismo, que el paro entre los “White Collars” está en torno al 5% mientras que la tasa de desempleo entre los “Blue Collars” supera el 20%. La economía americana necesita de la reactivación del sector de la construcción para que esa tasa del 20% se reduzca

Otra novedad que apreciamos son sentimientos de recelo por parte del pueblo americano hacía sus administraciones públicas. Cada vez se ven más protestas, críticas y sentimientos contrarios al “establishment” político entre la población. Clara muestra de ello es el crecimiento y la simpatía de parte de la población hacía el Tea Party. Pero sin lugar a duda el que tiene el papel más complicado en estos momentos se llama Ben Bernanke. El chairman de la Fed tiene que transmitir al mercado un Plan de Futuro post Quant Easing creíble y manejar los hilos moderadamente para que no exista un riesgo de doble caída. Hay que tomar ahora decisiones de qué hacer con esas ingentes cantidades de Bonos del gobierno que ha adquirido la Fed para dotar al sistema de liquidez. ¿Los van a vender poco a poco? ¿Van a dejar que lleguen a vencimiento? ¿Los renovaran una vez venzan?. Otra cuestión que preocupa a Estados Unidos es la cuestión de Oriente Medio. Una escalada de la tensión en esta zona geográfica dispararía el barril de petróleo y esto podría lastrar el crecimiento de la economía americana y que todos los esfuerzos que se están realizando para que este  esté por encima del 2,5% resulten en balde. En todo caso la cuestión fiscal y la lucha contra el déficit será el eje de la campaña electoral que se nos avecina

Siguiendo con la Economía China, el país continúa su transformación de una economía emergente exportadora a una economía emergida. La clave de esta transformación radica en el desarrollo y crecimiento del consumo interno para no depender tanto del consumidor externo deprimido. Por el contrario del resto de países occidentales, China goza de un Superávit que le está permitiendo desarrollar tanto un sistema de salud público como una red de seguridad social y así fomentar el consumo privado. Su desafío a corto plazo sigue siendo como gestionar un Soft Landing y la lucha contra la inflación. Aun siendo más baja que otros países como la India, Rusia o Brasil sigue siendo una amenaza para la estabilidad social y económica de la región. Dentro de los países conocidos por las siglas BRIC consideramos que China sigue siendo el país más capacitado para gestionar ese soft landing y prevemos un mercado positivo en los próximos doce meses

Hemos dejado Europa para el final. La cuestión en estos momentos no es si Grecia va a quebrar o no. Ya sabemos que está quebrada, la cuestión es descifrar con que disfraz van a vestir la inevitable y dolorosa reestructuración de la deuda griega. Recordemos que estamos hablando de un país miembro de la Comunidad Europea y perteneciente al Bloque Euro con la peor calificación crediticia del mundo. Francia alineado con el Banco Central Europeo difiere fuertemente de Alemania en cuanto a cómo abordar esta crisis. Sin embargo lo que todos tienen claro es que esta crisis hay que abordarla sin reconocer  de su existencia  y  mucho menos mencionando la palabra default. Recordemos que si Grecia hace oficialmente un Default el Banco Central Europeo bajo su normativa ya no podría prestar más dinero ni utilizar el Bono Griego como Colateral en su Balance. La discreción y el no llamar las cosas por su nombre son cruciales en este punto, no vayamos a generar un efecto contagio o un efecto dominó en otro países que se encuentran en el punto de mira como Portugal e Irlanda o incluso en los siempre sospechosos España, Italia o Bélgica.

Las heridas de la Banca Europea siguen supurando las consecuencias de la crisis que se inicio  allá por el 2007. Sus Balances están infra capitalizados y el impacto de un default en Grecia tendría un efecto terrible. Pero esto no solo es un problema Europeo. Es también un problema norteamericano ya que a través de los famosos Credit Default Swaps (CDS), es decir, los seguros contra quiebra, parte del riesgo de la deuda griega ha pasado a manos de bancos de negocio y aseguradoras norte americanas con lo que en caso de default el riesgo esta mas repartido. Este nos es por tanto un problema Europeo, es un problema globalizado una vez más

Al igual que ocurre en Estados Unidos estamos en período electoral y eso no facilita las cosas. ¿Que político en Francia o España con elecciones a la vista tiene el coraje de anticipar a su electorado los esfuerzos y sacrificios que vamos a tener que hacer para recuperar competitividad y salvar lo que queda del estado del bienestar?

Las tres cuestiones planteadas hacen de este mundo un lugar difícil de encontrar equilibrio y armonía económicamente hablando. El año 2008 y su crisis financiera ha sido el detonante de la situación en la que estamos y hasta aquí hemos llegado arrastrados por una mala gestión de tres décadas de dinero fácil y financiación barata. Se ha utilizado a China como fabrica mundial de abaratamiento de precios y se ha facilitado el crédito para sostener un nivel de vida artificial obviando inversiones en educación e I+D. El peligro de todo esto es la reaparición de posiciones proteccionistas y nacionalistas. El Otoño nos traerá respuestas a muchas preguntas planteadas pero si tuviéramos que hacer ahora la lista de los reyes magos pediríamos tres cosas: Que la economía americana siga creciendo por encima del 2,5%, que siga gestionándose correctamente el Soft Landing Chino y que veamos el final de la demagogia en la tragedia Griega

Artículo publicado en el blog de BrightGate.