"Un 82% de los inversores españoles quieren saber más sobre estrategias de generación de rentas"


En un entorno en el que el inversor tiene que hacer frente a bajas rentabilidades y a episodios de volatilidad más frecuentes y en el que ve cómo cae el precio de sus activos inmobiliarios, la gestora norteamericana Legg Mason ha realizado un estudio global sobre lo que los inversores opinan, esperan y valoran de las estrategias de inversión de generación de rentas, una opción que permite generar ingresos de forma recurrente y que puede ayudar a reducir los efectos de la incertidumbre.

El estudio es el fruto de una encuesta realizada a 2.900 inversores en 13 países de cuatro continentes. En Europa se han realizado encuestas en Reino Unido, Francia, Italia, Alemania y España. En cada país se realizaron 200 encuestas. El perfil del encuestado es una persona que toma las decisiones de inversión en el hogar y que tiene unos activos disponibles para invertir de 200.000 dólares. Demográficamente, la edad está entre 40 y 75 años y dos tercios son hombres. Dos tercios tienen estudios superiores y un 30% utiliza los servicios de un asesor financiero. Javier Mallo y Bernardo Rivero de Aguilar, responsables de la gestora en España, han presentado las conclusiones sobre España y su comparación con el resto del mundo.

Partiendo de la composición de las carteras, el estudio confirma que el inversor español es de los más conservadores del mundo. Sólo los japoneses nos superan en porcentaje de la cartera asignado a efectivo y depósitos. Esta característica se refleja también en la preferencia por los activos, ya que un 65% de los encuestados españoles piensa que es un buen momento para estar invertido en renta fija y un 29% piensa aumentar su posición en esta clase de activo, mientras que sólo un 49% cree que es buen momento para la renta variable, frente a una media global del 65%. Asumir riesgos también nos cuesta más. Casi el 60% de los encuestados no está dispuesto a asumir más riesgo en favor de una mayor renta periódica, aunque curiosamente, si tienen un asesor, el porcentaje disminuye a un 51%. 

La importancia otorgada por los inversores españoles a los productos de generación de rentas se está convirtiendo en una prioridad, ya que el 63% de los encuestados considera que es un tema importante o muy importante (frente a la media global del 69%) y el 50% le da ahora más importancia a este tema que hace cinco años. El 82% de los encuestados españoles quiere saber más sobre generación de rentas periódicas, uno de los porcentajes más altos del estudio y un 81% de los que tienen asesor financiero querrían que su asesor les propusiese más y mejores oportunidades sobre este tipo de productos. 

Los inversores españoles se sienten atraídos por los productos que generan rentas con la finalidad de mantener su actual estilo de vida y de tener tranquilidad, frente a la media global que busca proteger y aumentar el patrimonio (aunque quizás los objetivos de los españoles sean una consecuencia de los objetivos globales). Necesitamos generar rentas porque nos preocupan las subidas de impuestos y la pérdida del trabajo, un temor mencionado por un 40% de los encuestados españoles que contrasta significativamente con el 18% de la media global. En otro países preocupa más el efecto que los tipos tan bajos están teniendo sobre el ahorro.

Por categorías de inversión la clase de activos preferida para generar ingresos recurrentes es la renta fija (62%) seguida de la renta variable (35%) y con independencia de la clase de activos un 47% de los encuestados prefieren las inversiones globales frente a las centradas en un solo país (24%). Y en cuanto a los resultados, un 54% de los encuestados está satisfecho o más que satisfecho con la renta obtenida, porcentaje que sube hasta un 65% si cuentan con un asesor financiero, lo que puede explicarse bien por la labor del asesor, bien porque el asesor ayuda a ajustar expectativas, o por una combinación de ambas circunstancias.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído