UFG-LFP: “Aún es demasiado pronto para incrementar el riesgo”


Es momento de ser prudente y mantener la cautela durante los próximos meses, según la última carta mensual de UFG-LFP. “Mantenemos una baja exposición a renta variable y renta fija, lo que implica que hemos elevado nuestros niveles de efectivo en cartera. Esta aproximación de ‘esperar y ver’ esperamos que dure al menos parte del otoño, lo que nos permitirá aprovechar las oportunidades cuando llegue el momento oportuno”, señala el equipo de la gestora. 

 

Dentro de su cartera de renta variable, han reducido la exposición a valores europeos a favor de títulos de Estados Unidos. “Esperamos también que se presente el momento para volver a elevar el peso de la renta variable emergente”, añade la carta. 

 

Durante el verano, los gestores de UFG-LFP redujeron su exposición a bolsa. Vendieron algunos de fondos de renta variable estadounidense y emergente, que se estaban comportando mejor que los de renta variable europea, y gracias a esto pudieron posicionarse a través de futuros, lo que facilita la gestión activa de la exposición de la cartera.  En la parte de renta fija, aprovecharon la intervención del BCE para reducir sus posiciones en deuda periférica. 

 

De cara al futuro, esperan que la inflación se mantenga bajo control y que los precios de las materias primas desciendan. “Sin embargo, la incertidumbre rodea las perspectivas de crecimiento y la viabilidad de la zona euro. Esperamos que la intervención del BCE y la puesta en marcha del fondo de estabilización europeo puedan calmar a los mercados europeos y que la volatilidad retroceda, permitiendo que la economía regrese a la senda del crecimiento”, destaca la carta. 

 

En cualquier caso, reconocen que hay varios otros escenarios posibles. Una alternativa mucho menos favorable llevaría a una recesión severa en Europa. “El principal problema es que la  zona euro es muy divergente en términos de crecimiento, endeudamiento público y competitividad. Con tiempo y con un esfuerzo sostenido, los problemas de las finanzas públicas seguramente se podrán resolver. Sin embargo, no se ha propuesto ninguna solución para resolver la disparidad en competitividad de las distintas economías. La visibilidad de la zona euro es muy baja”, añade el equipo de la entidad francesa. 

 

Los gestores de UFG-LFP esperan que el crecimiento global vuelva a retroceder en el tercer trimestre. Pero, aseguran, aunque la economía se ha ralentizado “de manera considerable, pero aún no está en recesión”. 

 

“En momentos de fuerte tensión en los mercados financieros, es importante separar los factores psicológicos de los económicos y aproximarse a los datos económicos de manera objetiva. Actualmente, las observaciones más recientes no predicen una caída en la economía real que pudiera justificar la caída libre que han sufrido los mercados en el verano”, afirma la carta mensual de la gestora.

Noticias relacionadas

Lo más leído