UBS Wealth Management cree que la purga en el mundo de los hedge funds seguirá en 2009


El banco suizo espera que la limpieza que se está viviendo en el negocio de la inversión libre a nivel mundial continúe el próximo año, con el cierre de muchos productos. En este escenario, se producirán procesos de consolidación y cambios en las estrategias, para adaptarse al nuevo marco regulatorio

“Estamos asistiendo a una grave crisis en el negocio de los hedge funds”.



Para Roberto Ruiz-Scholtes, director de estrategia de UBS Bank Wealth Management Research, el mundo de la inversión libre se está purgando después de unos últimos años en los que se ha asistido a una llegada masiva de nuevos productos y gestores. En la presentación de previsiones para 2009, Ruiz-Scholtes reconoció que espera que la purga seguirá el próximo año. En su opinión, en estos momentos no existe visibilidad sobre los rendimientos que puede ofrecer el producto, lo que hace clave una buena selección de los estilos y de los gestores.



En este escenario, muchos hedge funds cerrarán, como ya se está viendo este año, y se producirá un proceso de consolidación del negocio. Además, en su opinión, la nueva normativa y los mayores costes de la financiación, que existe tras el estallido de la crisis crediticia, pueden forzar cambios en la estructura de los actuales estilos de inversión. Por esa razón, en estos momentos de incertidumbre, aconsejan diversificar entre varios gestores y estilos de hedge funds. “La incertidumbre actual generará oportunidades y los hedge funds que acierten ganarán mucho dinero”, añade.



Previsiones 2009

UBS Wealth Management espera unos primeros meses del nuevo año complicados para la economía y los mercados. “Las grandes economías desarrolladas entrarán en una recesión profunda antes de iniciar una leve recuperación a finales de 2009, en un escenario en el que el 100% del crecimiento del próximo año será, por primera vez en la historia, de los emergentes”, señala Roberto Ruiz-Scholtes.



En esta situación, apuesta por una estrategia gradual en la que se irá aumentando de forma paulatina, a medida que pase el año, las posiciones de riesgo. En primer lugar, prefieren hacerlo con los bonos corporativos y después con la bolsa. En renta variable, cree que el beneficio por acción caerá un 30% desde el pico del mercado. A pesar de lo cual, cree que es una opción atractiva a largo plazo, en la que habrá que ir entrando durante 2009, primero en valores defensivos, menos sensibles al ciclo, como las farmacéuticas, sanitarias y telecos. Por el momento, prefieren esperar a entrar en los mercados emergentes y de materias primas. “Son mercados que funcionarán mejor en el próximo ciclo, pero tardarán más en ponerse en marcha”, explica.



En el otro extremo, no son nada positivos con la deuda del Estado después de la fuerte subida de precios que ha experimentado por la elevada demanda generada por la huida hacia la liquidez. “Con deficit públicos al alza y una inflación que irá repuntando en 2010, la deuda pública volverá a pagar el 4% frente al 2,5% que ofrece en la actualidad”, explica.



España, mal la economía y no tanto la bolsa

Sobre la economía española, sus perspectivas son realmente pesimistas: posibilidad de ocho trimestres consecutivos de crecimiento negativo; cerca de cuatro millones de parados y una tasa de desempleo en el 16%; una caída superior al 3% en la demanda interna y del 2% en el consumo; un desplome del precio de la vivienda del 30%; menores inversiones en infraestructuras de las necesarias para generar el empleo que se pierde en la construcción, y una recuperación más modesta que la de otros países a partir de 2011.



A pesar de este duro panorama, Roberto Ruiz-Scholtes cree que la bolsa española puede hacerlo de modo similar a otros países europeos, ya que casi la mitad de sus ventas se realizan fuera de España y los grandes valores del Ibex tienen un claro perfil defensivo, en sectores como la telefonía, eléctricas y petróleo.

Empresas

Lo más leído