UBS Short Duration High Yield, la nueva apuesta de UBS


Si algo parece claro este año es que la deuda de alta rentabilidad figura en los pensamientos de la mayoría de los inversores. En UBS han querido ofrecer un producto muy concreto para jugar esta clase de activos: un fondo de inversión que se centra en segmentos de bonos con duraciones de entre uno y tres años.

El fondo se centrará en bonos con altas calidades de clasificaciones crediticias dentro del universo de alta rentabilidad. La concentración cortoplacista y el sesgo de calidad pretende mantener un perfil de riesgo menos volátil contra estrategias de alta rentabilidad, por lo que estas características deberían ser, en opinión de UBS, atractivas para el inversor en un ambiente de crecimiento de los tipos de interés.

El mercado de la deuda de alta rentabilidad sigue estando principalmente centrado en Estados Unidos pero en los últimos años ha ido aumentando el peso del mercado de la zona euro y del de Gran Bretaña y por ello, al crear este fondo, en UBS decidieron que fuera global. El gestor está basado en Estados Unidos y, de hecho, es el responsable de high yield estadounidense de la entidad suiza. Para la gestión de este producto colabora con sus compañeros europeos y así poder ampliar su universo de inversión y análisis. En todo caso, la mayoría de los bonos estarán denominados en dólar y se cubrirá el riesgo divisa en aquellos que sean de otra moneda.

Otra de las características del mercado de high yield en los últimos años ha sido la mejora de la calidad de los emisores. Así, el fondo de UBS invertirá principalmente en bonos BB y B y, puntualmente, en bonos con rating CCC así como en bonos con rating BBB. Esta excepción, junto con la de poder invertir en bonos con mayor duración (cubriendo exposiciones a los tipos de interés) se han implementado en el fondo para poder garantizar liquidez.

Según los expertos de UBS, la concentracion en este segmento del high yield se reduce la exposición a los tipos de interés precisamente en un entorno en el que se espera que estos puedan aumentar en los próximos meses. Además, defienden que pese a que el universo de inversión es menor que si se optara por todo el espectro de la deuda high yield, sigue ofreciendo suficientes oportunidades de diversificación tanto por sectores como por compañías específicas.

En la actualidad, el ofndo cuenta con 150 millones de euros de patrimonio y, si bien no se ha establecido un límite fijo en su capacidad, desde la gestora aseguran que gestionarán cuidadosamente su volumen.

Por ahora muy pocas gestoras ofrecen este tipo de productos y, de hecho, en UBS tuvieron que trabajar con Merrill Lynch para el lanzamiento de un índice a medida de high yield de duraciones cortas, con el propósito de adaptarse al universo de inversión en el que se centrará el fondo.

Lo más leído