Tycho van Wijk, desmontando conceptos preestablecidos


Cuando un gestor no cree en la definición establecida de emergente/desarrollado, o en la que divide los sectores de actividad económica o aquella que encasilla a cada empresa en un sólo negocio entonces necesita crearse sus propios parámetros para poder construir su cartera. Esto es lo que lleva haciendo desde hace cinco años Tycho van Wijk, responsable del ING Global Opportunities Fund.

Cuando un gestor no cree en la definición establecida de emergente/desarrollado, o en la que divide los sectores de actividad económica o aquella que encasilla a cada empresa en un sólo negocio entonces necesita crearse sus propios parámetros para poder construir su cartera. Esto es lo que lleva haciendo desde hace cinco años Tycho van Wijk, responsable del ING Global Opportunities Fund. Este holandés que habla con pasión de su trabajo y no duda en desmontar cualquier concepto preestablecido ha pasado por Madrid para presentar su producto, una de las grandes apuestas de la entidad para 2010.



Según explica Jaime Rodríguez Pato, responsable de la gestora en España, van Wijk comenzó en 1998 en la entidad cogestionando el que, en ese momento, era el fondo estrella, uno de tecnología y ahora lidera este producto de renta variable global que gestiona combinando una visión topdown con una bottom down y que se caracteriza por centrarse en inversiones alrededor de siete temas principales. Van Wijk reconoce, no obstante, que su paso por la gestión de fondos tecnológicos le ha permitido saber lo que es la volatilidad y poder gestionarla adecuadamente, toda una lección para los últimos meses de mercado.



El fondo de van Wijk invierte en siete temas: crecimeinto económico, innovación tecnológica e industrial, comporamiento consumidores, cambios medioambientales, revolución digital, cambios políticos y sociales y cambios demográficos. Sobre estos siete temas tiene unos 40 subtemas y de ellos, a su vez, las compañías que finalmente incluye en cartera (actualmente tiene 106). Frente al concepto clásico de segmentación por países, sectores o divisa, van Wijk prefiere hablar de la exposición de cada compañía a cada país, a cada sector (una misma compañía puede pertenecer a dos o más subtemas en su cartera) o a divisa. Así, considera que es necesario replantearse todos esos conceptos que damos por sentado como la definición de país emergente, o de qué es value o growth. Además, aboga claramente por una gestión activa al margen del índice. "Años antres de que Google entrara en los índices ya era una super compañía, ¿por qué hay que esperar a que otros lo digan para invertir?", se pregunta.



Van Wijk reconoce que siempre algún tema no ofrecerá los resultados deseados y, por ello siempre invierte en todos ellos, aunque va cambiando el peso individual en función de sus convicciones de cada momento. Para hacer la selección específica de valores recurre al análisis fundamental y presta especial atención a las valoraciones de las compañías.



El ING Global Opportunities Fund es el antiguo Global Growth Fund, que cambió su nombre en octubre de 2009. El fondo tiene un patrimonio actualmente de 953 millones de euros.

Profesionales