Turrón Light


¿Puede haber dos palabras tan opuestas? ¿Turrón light? Hace unos días me topé con semejante aberración en el lineal de un supermercado; pero podríamos citar muchas otras cosas que existen y que en sí mismas deben ser igual de contradictorias e insípidas.

La necesidad de quitarle características inherentes a determinadas cosas hace que estemos ante el grave riesgo de convertirlas en insustanciales. La obsesión que tenemos por matizar e innovar hace que caigamos en la trampa de querer cambiar las cosas y querer seguir llamándolas de la misma forma, como si esa transformación fuera insignificante. Esto en el mundo de los fondos lo hacemos constantemente, caemos en la necesidad de crear fondos que en muchos casos traicionan al propio activo en el que invierten como por ejemplo un fondo de renta fija emergente local de baja volatilidad… si el activo es el que es ¿por qué queremos ir con el freno de mano puesto?

Ese ejercicio de cinismo hace que la vida de determinados fondos sea limitada puesto que se trata de fondos y gestores que se marcan unos límites muy estrechos que limitan su potencial y por otro lado los  inversores utilizan estos fondos de manera muy temporal y táctica, sin solución de continuidad. Pensamos que no es así, pero cuando uno va al McDonalds lo que quiere es comerse una hamburguesa a pesar de que se acabe pidiendo una ensalada por pudor. 
 
Un juego también muy extendido es el intentar camuflar los productos poniéndoles una etiqueta genérica en favor del posicionamiento relativo del producto; ejemplo, ¿para qué voy a decir que este fondo realmente invierte en un amplio abanico de tipos de activo, cuando me interesa que lo denominen Global Bond? ¿Por qué? Porque está de moda, los inversores realmente buscan obtener la rentabilidad histórica del producto y porque seamos sinceros... solo los analistas más avezados pueden ponerse tiquismiquis. En este caso volvemos al mismo error intentar cambiar la sustancia de las cosas usando un nombre, una etiqueta equivocada. Uno se hace mayor pero cada vez más añoro las cosas que saben a lo que tienen que saber. 

 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído