Tressis Gestión utilizará la marca Adriza para su línea de fondos


Apenas nueve meses después de adquirir la gestora de hedge funds Valórica y reestructurarla dando lugar así a Tressis Gestión, nacida el pasado enero, Tressis ha puesto nombre a su gama de fondos. La marca utilizada será Adriza y por ello su oferta de fondos de inversión libre queda constituida por el Adriza Global y Adriza Macro, derivados de los antiguos Valórica Global y Valórica Macro. Jacobo Blanquer, consejero delegado de Tressis Gestión desde el pasado febrero, asegura además que habrá nuevos lanzamientos en los próximos meses que podrían ampliar esta oferta alternativa. Entre ellos podría figurar la reestructuración del antiguo Valórica Alpha, que saldría al mercado como Adriza Alpha.

 

Mientras el Adriza Macro sigue contando con Antonio Velasco –ahora director de inversiones alternativas de Tressis Gestión- como gestor y por tanto no ha experimentado cambios en su estilo, el Adriza Global será gestionado ahora por Blanquer y por Robert Maxwell, director de inversiones de la gestora, con un perfil de riesgo y volatilidad menores a las del anterior fondo de Valórica, el acento en la búsqueda de valor a medio plazo y un mayor sesgo a la renta variable –si bien opera también en bonos, divisas y materias primas-. Así, emplea varias estrategias (long-short, trading, tendencial, macro…) para cumplir su objetivo de generar rentabilidades positivas en el entorno bursátil con independencia de la dirección del mercado. De hecho, ambos productos pretenden generar retornos absolutos y ofrecen liquidez diaria.

 

“El sector de fondos de inversión libre en España está aún poco desarrollado”, indica Blanquer haciendo referencia al inmediato boom tras su nacimiento hace unos 7 años y su posterior frenazo con la crisis. Sin embargo, el consejero delegado de Tressis Gestión considera que es uno de los de mayor crecimiento en Europa y que, a pesar del escaso interés aún en España, “en el medio plazo será uno de los que más triunfará”. Blanquer explica que en un entorno de ciclos económicos más cortos y mayor volatilidad, la flexibilidad que ofrece esta gestión resulta crucial y por ello en Tressis Gestión también aplican a sus sicav esa mentalidad alternativa. “Cuando un cliente nos da un mandato nos da dos grados de libertad: la de asignar los activos y la de hacer una gestión activa de dicha asignación”, explica Velasco.

 

La inversión libre -y la flexibilidad que ofrece-, es una de las tres líneas estratégicas de Tressis Gestión, junto a la gestión de sicav y productos a medida para altos patrimonios. Dentro de este último campo se encuentra el fondo mixto de carácter patrimonialista Harmatan Global, un fondo de fondos que replica la cartera modelo conservadora de Tressis para obtener rentabilidades absolutas en cualquier circunstancia de mercado y cuya gestión ha asumido Tressis Gestión. En lado de las sicav, que han sido traspasadas a la gestora y que pretenden aplicar los conocimientos en control de riesgos y gestión alternativa de la misma, Tressis Gestión ofrece un servicio profesionalizado. “Existe un amplio hueco en España en cuanto a la profesionalización y a ofrecer al cliente lo que desea”, comenta Blanquer.

 

Objetivo: 100 millones

 

Tras la incorporación del nuevo equipo, formado por Blanquer, Javier Muñoz -director general-, Robert Maxwell -director de inversiones-, Antonio Velasco -director de inversiones alternativas-, Ignacio Pérez-Juana, director de control de riesgos y depositarios, y José Luis Arroyo, director de administración –apoyado por Enrique Quevedo-, los activos han pasado de 4 millones de euros a los 75 millones actuales, un tercio de los cuales corresponden aproximadamente a los fondos y el resto a las sicav. El objetivo es terminar el año con 100 millones en activos, gracias al crecimiento aportado sobre todo por las sicav y los nuevos fondos que saquen al mercado.

 

En una presentación en Madrid, Blanquer hizo hincapié en la independencia de la gestora (en manos en su mayor parte de la sociedad de valores, pero con la idea de que en el accionariado entren nuevos accionistas, y que cuenta con una gestión independiente incluso a la del grupo que se traduce por ejemplo en la presencia de los fondos en plataformas adicionales como Allfunds e Inversis), en la rentabilidad  y en la transparencia, desarrollada a través de un sistema de reporting para los clientes y control de riesgos. RBC Dexia es la entidad depositaria y de administración de la gestora.

 

Optimismo de cara al segundo semestre

 

En cuanto a la situación del mercado, Blanquer considera que el entorno está marcado por tres focos de atención (la situación griega, el peligro inflacionista en China y el peligro de doble recesión en EEUU) que conducen a un “parón económico temporal” y a una situación de mayor volatilidad en los próximos meses, si bien es optimista de cara al segundo semestre del año con la renta variable. “Grecia no estallará ahora y el crecimiento continuará”, comenta.

 

Para Maxwell, las bolsas europeas ofrecen más oportunidades que la española, que tendrá que afrontar un débil crecimiento en los próximos años. Con respecto a la renta fija, incluyen en cartera deuda pública española y ven oportunidades en crédito, sobre todo en el sector financiero español, “muy estresado, inmerso en una vorágine de reestructuración en la que están ganando cuota a las cajas y en sus niveles más baratos de las últimas dos décadas”, aunque creen que el retraso de las salidas a bolsa de Bankia y Banca Cívica podría tener repercusiones. En algunas materias primas creen que podría haber una burbuja, lo que justifica la moderación de sus posiciones, y en emergentes no están invertidos actualmente.

Empresas

Noticias relacionadas