Tres visiones sobre el presente de los emergentes


A pesar de los signos de estabilización mostrados por los países emergentes en este trimestre, las fuertes ventas que registraron tanto los mercados de renta fija como los de variable de muchas naciones en vías de desarrollo han llevado a muchos a dudar sobre la capacidad de crecimiento de estos países tras el cambio de ciclo. Tres expertos de las filiales de Natixis Global AM tratan de dar respuesta a la pregunta que hoy se hacen muchos inversores: ¿qué pasará una vez que los gobiernos empiecen a adoptar estrategias de salida de sus programas de estímulo?

La renta fija vuelve a ser atractiva, pero siendo selectivos 

Brigitte Le Bris, directora de renta fija y divisas de la división de inversión global en emergentes de Natixis Asset Management (NAM), señala respecto a las ventas masivas después del anuncio de la retirada de estímulos de la Reserva Federal que “de repente los inversores ignoraron las mejoras económicas de muchos países emergentes”. “El crecimiento económico en los emergentes es dos veces más elevado que el de los países desarrollados y su deuda sobre PIB es dos veces más baja que la de los desarrollados, la inflación está bajo control y muchas naciones tienen grandes reservas de divisas extranjeras y una habilidad creciente para responder rápidamente a flujos de salida de capital”, relata. 

En base a estas salidas de capital debido a una reacción exagerada de los inversores, Le Bris afirma que “la deuda de alto rendimiento parece atractiva al proveer el cambio de divisa algo de colchón en caso de tipos de interés más elevados en Estados Unidos”. La experta de NAM admite que también están empezando a mostrar interés por la deuda de algunos mercados frontera, como África Subsahariana. También afirma que encuentra “convincentes” algunos países que están implementando reformas, como es el caso de México; de este país favorece tanto la divisa como los tipos de interés locales. 

La experta también lanza una advertencia: en este periodo de transición, no vale cualquier tipo de activo. “La renta fija emergente ya no podrá ser tomada como un todo. Necesitamos hacer algunas distinciones entre los emisores caros y los baratos” afirma Le Bris, que concluye con este comentario: “¿No es esta la definición de un mercado totalmente maduro?". 

High yield con mayores primas

Peter Marber, director de mercados emergentes en Loomis Sayles, atribuye exclusivamente al anuncio del tapering de la Fed y la eventual subida de tipos a la depreciación de la renta fija y la divisa de los países en vías de desarrollo, y declara que “los tipos de interés de Estados Unidos han retrocedido 100 puntos básicos bruscamente a lo largo de la curva. Y con ello, también hemos visto un ensanchamiento de 100 puntos básicos en los diferenciales de crédito del mercado emergente”.  

Al igual que para la experta de NAM, Loomis Sayles encuentra particularmente interesante la renta fija emergente, pero ellos se fijan en los bonos corporativos. “Son instrumentos denominados en dólares, y si miras lo que están pagando, en relación con lo que puedes encontrar en industriales estadounidenses comparables, es muy interesante”, apunta Marber. De hecho, el experto prevé que los bonos corporativos emergentes con grado de inversión paguen una prima de entre 105 y 110 puntos básicos con respecto a sus comparables de Estados Unidos, y más de 110 puntos básicos en activos calificados BB

La diferencia es todavía mayor en el segmento de high yield: “Lo que hemos visto en los últimos meses es a inversores invirtiendo en high yield de Estados Unidos con calificación B, hasta el punto de que los diferenciales están realmente muy, muy tensos”. El experto señala que, mientras los activos B de Estados Unidos ofrecen una prima sobre el treasury de 520 puntos básicos, el diferencial puede alcanzar los 750 puntos en el caso del high yield emergentes. “Por supuesto, si profundizas en nombres específicos, puedes encontrar una disparidad aún mayor”, afirma . 

India ha ganado atractivo

Finalmente, el consejero delegado de IDFC Asset Management, Kalpen Parekh, centra su análisis en uno de los países más afectados por la decisión de la Reserva Federal, India. Parekh señala que el Banco Central de India está inmerso en una ofensiva de tipos de interés para contener la depreciación de la rupia: “El Banco de India ha restringido la liquidez. El resultado de esto se ha visto en los tipos del mercado monetario, subiendo poco a poco unos 300 puntos básicos, mientras que los depósitos bancarios a un año se fueron al 10%”. 

Parekh se muestra positivo con las valoraciones, al afirmar que “estos son tiempos en los que las noticias que fluyen no son las mejores para India, y es precisamente por eso que creemos que los precios son razonablemente buenos”. El consejero delegado de IDFC encuentra oportunidades dentro de la renta variable india siempre que sean para inversores pacientes y de largo plazo que aprovechan esta clase de correcciones para construir carteras.

Dentro de la bolsa india encuentra especial atractivo en las small caps como generadoras de valor: “En los primeros cinco años del mercado alcista indio que empezó entre 2003 y 2004, el índice de small caps de India subió un 15% frente al 7% del índice de grandes capitalizadas. En los últimos cinco años, esta divergencia se ha desplomado completamente”. No sólo porque ambos índices hayan convergido, explica el experto, sino porque en la actualidad las pequeñas capitalizadas se están comportando peor que el índice de blue chips.

“Lo que significa esto es que en la base de la economía real, las compañías más pequeñas están luchando porque el crecimiento se están ralentizando y los tipos de interés han estado subiendo durante los dos últimos años”, interpreta Parekh, que concluye que esta situación está dando como resultado “una consolidación significativa de la economía” que en estos momentos “está reflejada en los precios de las small caps”, por lo que cree que esta clase de activos puede ser interesante para los inversores pacientes “que pueden esperar a que se desarrolle el siguiente ciclo de negocios”. 

En este entorno de ocaso del QE, el máximo responsable de IDFC afirma que “lo que tenemos claro es que el mundo tendrá que lidiar con menos liquidez. El capital seguirá siendo escaso y creemos que India se está preparando para este entorno”. 

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído