Tags: Negocio |

Tres vías de crecimiento de la industria de gestión de activos en la era post COVID-19


Cuando durante el mes de diciembre de 2019 las gestoras de fondos lanzaban sus perspectivas de mercado para este 2020, ninguna imaginaba que ese coronavirus del que se hablaba por entonces en China acabaría convirtiéndose en una pandemia global que provocara miles de muertes en todo el mundo, sacudiera a los mercados de forma abrupta y dejara a millones de personas confinadas en sus casas paralizando la economía. Hoy, apenas siete meses más tarde el mundo es diferente al de finales de 2019 y si por entonces la mayor preocupación del mercado era el efecto de una guerra comercial, ahora no hay lista de riesgos que no incluya al coronavirus en su primer puesto.

Las perspectivas económicas son desoladoras. Según el FMI, el PIB mundial se contraerá este año un 4,9%, un 1,9% por debajo del anterior pronóstico, el pasado abril y esa cifra se queda corta en comparación con lo que se prevé para España: un retroceso del 12,4%. Y la gran duda es ver cómo de larga será esa recesión y sobre todo, la forma que tomará la posterior recuperación económica: V, W, U, raíz cuadrada….

A la caída de la economía hay que añadir el retroceso de los mercados, que pese a la recuperación experimentada durante el segundo trimestre, se enfrentan a este segundo semestre de 2020 con pérdidas acumuladas en el año y una gran lista de incertidumbres en el horizonte: elecciones en EE.UU, evolución de la pandemia, riesgos políticos….

La industria de gestión de activos no es una excepción en este clima generalizado de incertidumbre empresarial y, aunque a diferencia de en otras crisis, en ésta no ha habido tanta huida de los inversores  sí han notado los efectos de la caída de los mercados en su cifra de activos bajo gestión. Oliver Wyman y Morgan Stanley han tratado de proyectar en su informe After the Storm, que se puede consultar desde aquí, esa caída vista en los primeros meses del año en el comportamiento de los activos bajo gestión los próximos cinco años. “Los activos bajo gestión crecieron un 7% anual en los mercados desarrollados en los últimos cinco años antes de COVID-19, esperamos un crecimiento lento del 3-4% anualmente en estos mercados a partir de 2019-24”, afirman. Eso, de media, ya que por regiones, donde ven el mayor potencial de crecimiento sigue siendo en los mercados emergentes con China como gran protagonista y, donde menos, en Europa occidental y Japón.

Captura_de_pantalla_2020-07-20_a_las_11

 

Sin embargo, pese al recorte de las previsiones, inciden en que la industria sigue presentando un gran atractivo aunque este implica un mayor esfuerzo de los equipos de gestión en diferentes áreas. Y ahí da tres pautas que pueden impulsar el crecimiento.

1) Adaptarse a la nueva normalidad desplegando una nueva entrega de consejos. Modelos y casos de uso digital. Una tarea que ya estaba antes del coronavirus pero que se acentúa tras él al aumentar la digitalización. “Necesitan diseñar el modelo de entrega de asesoramiento del futuro, que tendrá que ser omni-canal”, afirman. De hecho calculan que en 2024 apenas el 20% de las relaciones con los clientes implicarán un cara a cara, por encima de las interacciones vía apps.

Captura_de_pantalla_2020-07-20_a_las_11

2) Defender la economía de los negocios encontrando un apalancamiento operativo a través de mejora en los costes. “Estimamos que la industria puede reducir las ratios de ingresos y gastos medios hasta en 12 puntos porcentuales, mediante una combinación de eficiencia dirigida y las oportunidades de aumento de los ingresos directamente relacionados”, indican.

3) Consolidar el posicionamiento del mercado y centrarse en estrategias de crecimiento. En este punto, analizan sobre todo vías de crecimiento, una más orgánica que versa sobre la inversión en productos que cumplan las necesidades de los inversores, y otra más inorgánica a través de alianzas u operaciones corporativas.

Con respecto a la primera destacan sobre todo cuatro áreas de crecimiento: la inversión con criterios sostenibles, la que se lleva a cabo en mercados privados (estiman que en 2024 los inversores de grandes patrimonios inviertan en este tipo de activos 24 billones de dólares, frente a los 16 actuales), productos enfocados sobre todo a aseguradoras que protejan el capital, algo que cada vez es más complicado en tiempos de tipos al 0% y activos digitales. En cuanto al crecimiento inorgánico tienen claro en qué mercados se verán las mayores operaciones corporativas. “Ciertos mercados, como el de EE.UU., Reino Unido y Suiza, son los más maduros para la consolidación y nosotros esperamos ver una continuación de la actividad en los próximos años”, concluyen.

Noticias relacionadas

Lo más leído