Tres tendencias estructurales de inversión que se están abriendo camino en el mercado estadounidense


El último informe sobre tendencias de producto en el mercado estadounidense elaborado por Cerulli Associates, The Cerulli Edge - U.S. Monthly Product Trends Edition, detecta una tendencia que está emergiendo con fuerza en EE.UU.: la progresiva demanda de estrategias que pueden englobarse bajo la etiqueta ISR. En particular, el 87% de gestores sondeados por esta firma de análisis global ha declarado que los inversores cada vez muestran un mayor interés por las estrategias de inversión de corte social, de buen gobierno y/o respetuosas con el medio ambiente (los denominados criterios ASG).

“Pese a que muchos gestores creen que se trata de un cambio permanente con repercusión en las estrategias de gestores de fondos e inversores, la mayoría solo considera relativamente importante que las gestoras cuenten con capacidades ASG”, explican desde Cerulli.

Aunque tiende a haber confusión entre ambos conceptos, desde la asociación Spainsif, dedicada a la promoción de la inversión socialmente responsable en España, se aclara que la inversión ISR es “una política que consiste en integrar de forma sistemática y expresa criterios ambientales, sociales y de buen gobierno corporativo en la gestión financiera de las inversiones”. “Básicamente supone adoptar políticas de exclusión, integración y/o implicación o un conjunto de ellas”, añaden desde este foro. En cambio, la inversión ASG se refiere a las áreas concretas sobre las que se aplica una política de ISR o a los criterios que conforman la política. El triple acercamiento medioambiental, social y de gobierno corporativo pretende así analizar el impacto de la actividad de una empresa o entidad, más allá de los criterios puramente financieros.

Otras tendencias

El informe de Cerulli, correspondiente al mes de agosto, también se hace eco de otras dos tendencias que se están abriendo camino en EE.UU. Por un lado, la insistencia de los inversores por la renta fija: los fondos que invierten en esta clase de activo fueron los que atrajeron más capital durante el mes de julio, con flujos de entrada de 11.600 millones de dólares. Paralelamente, los ETF también están acaparando la atención de los inversores, con suscripciones netas de 14.400 millones de dólares en julio (el conjunto de fondos captó 16.800 millones en el mismo periodo); entre los fondos cotizados, la clase más popular ha sido la renta variable estadounidense, que captó 9.800 millones de dólares el mes pasado.

Por último, la tercera tendencia tiene que ver con otra de las demandas de los inversores: los productos orientados a resultados, que ofrecen distintas soluciones de inversión en función de los objetivos del cliente. “La reorientación hacia las soluciones de inversión tiene repercusiones sobre el desarrollo de producto de las gestoras, los esfuerzos de marketing y la estrategia de distribución. Se trata de un cambio a largo plazo que puede tardar varios años en implementarse”, advierten los expertos de Cerulli. La firma pone énfasis en que “este es un proyecto importante para el sector que afectará a todas las facetas de producción y distribución, desde la creación del producto hasta su comercialización”.

Noticias relacionadas

Lo más leído