Tags: Latam |

Tres sencillos consejos de Fidelity para no verse influenciado por la experiencia reciente a la hora de invertir


Las decisiones que tomamos pueden verse muy influenciadas por las experiencias vividas recientemente. Es lo que se conoce con el nombre de ‘recency bias’ o ‘sesgo de la experiencia reciente’. Esta circunstancia resulta particularmente problemática en el caso de los inversores de  mercados financieros. Resulta esencial conocer sus inconvenientes para poder enfrentarnos a los verdaderos puntos de inflexión de los mercados o simplemente para situar los precios actuales en un contexto a más largo plazo. Dicha tendencia a dejarse llevar por las circunstancias más recientes influye de una manera continua y sutil, y la mayoría de las veces en un nivel inconsciente, si bien los inversores pueden tomar ciertas medidas para evitar sus consecuencias.

Según explica Fidelity, como ha quedado demostrado en los tests de memoria, las personas guardan un recuerdo más nítido de la información que han recibido más recientemente. El concepto de ‘memoria de trabajo’ explica por qué recordamos el último elemento de una lista, pero esta misma analogía nos podría servir para explicar el efecto a más largo plazo que tienen sobre nuestra forma de pensar las circunstancias más recientes, lo que se conoce como ‘tendencia contextual’. “Ello significa que el contexto que aplicamos a nuestra forma de pensar en un momento determinado supone la suma de los recuerdos o las experiencias previas ponderada en función de la cercanía en el tiempo de dichas experiencias o recuerdos. Se ha demostrado que los inversores suelen darle mucha más importancia a su experiencia personal que a las estadísticas”.

La experiencia personal supera a la experiencia general debido al efecto de los sentimientos. Cuando estamos invirtiendo nuestro propio dinero vivimos de una manera mucho más intensa los acontecimientos que afectan a nuestra cartera tanto de una manera positiva como negativa, dando lugar a importantes reacciones emocionales. Y cuando la cercanía en el tiempo se combina con la intensidad (lo que en psicología conductual se denomina ‘asignación de relevancia’ o salience), el efecto es aún más potente. “La combinación de ambos aspectos ayuda a explicar el precio tan elevado que tiene actualmente la seguridad  en los mercados financieros”, asegura la gestora.

Pese a la recuperación experimentada por el mercado bursátil en los últimos meses, en Fidelity consideran que la crisis financiera y de deuda soberana sigue estando muy presente en la mente de los inversores. No hace mucho gran parte de esos inversores estaban convencidos de que Grecia abandonaría el sistema de moneda única y se intensificaría la crisis de la eurozona. Conforme nos alejamos en el tiempo, el efecto de la experiencia reciente comienza a disminuir; pero muchos inversores aún mantienen viva en su memoria la nítida sensación de miedo que suscitó el colapso de Lehman Brothers en octubre de 2008”.

Ahora ocurre lo contrario: los inversores tienen un recuerdo muy reciente de una crisis de gran magnitud, por lo que han magnificado la posibilidad de que se vuelva a producir. La gran demanda de activos seguros ha provocado que el precio de los bonos gubernamentales, como los títulos del Tesoro estadounidense o los bonos alemanes, alcance mínimos históricos. La recuperación que han registrado recientemente los mercados bursátiles se debe en gran medida a la percepción de que lo peor de la crisis de deuda soberana ya ha pasado. No obstante, muchos inversores siguen estando sobreponderados en los activos más seguros en un momento en el que el perfil de riesgo/rentabilidad de dichos activos ha perdido atractivo.

Consejo de Fidelity para superarlo

De este modo… ¿qué podría usted hacer para eliminar el sesgo de experiencia reciente? La recomendación de Fidelity es clara: Intente pensar a largo plazo siempre que sea posible, filtre con atención las noticias publicadas por los medios de comunicación y no  deje que las circunstancias más recientes le distraigan. Por otro lado, sáquele partido a las estadísticas, como las que reflejan las valoraciones medias, y adopte un enfoque más sistemático (o invierta con un profesional que así lo haga). De ese modo aumentarán sus posibilidades de aumentar los beneficios.

Lo más leído